LA SAE MALVENDE UN TESORO EN SAN ANDRÉS

¿SE PUEDE RECUPERAR?

PRIMERA PARTE : HOY DOMINGO 2 DE OCTUBRE

SEGUNDA PARTE : MAÑANA LUNES 3 DE OCTUBRE

Construcción inicial del Hotel Abacoa

La historia documental del Hotel Abacoa, posteriormente Hotel Royal Abacoa.

En la investigación realizada por QUITASUEÑO sobre la zona de San Andrés denominada PLEASANT POINT existen documentos y testimonios de aquellos familiares de los propietarios de los predios que en su mayoría los destinaron a cementerios familiares : Los Bernard, Smith y Forbes, entre otros.

Existen testimonios recientes que narran cómo aparecían restos humanos cuando se intervino el sector para construir la red de alcantarillado.

La intervención de “Pleasant Point” para otros fines comienza con la designación de Maximino Rodríguez Pardo (Max Rodríguez) por Gustavo Rojas Pinilla como Intendente para las islas.

Dentro de sus obras se enumeran tres que tuvieron que ver con el futuro “para siempre” del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina:

1). La construcción del aeropuerto; 2). la construcción de la circunvalar y 3). el desenterramiento (exhumación) de los restos mortales de raizales que se encontraban enterrados en cementerios familiares en “Pleasant Point” y “Sprat Bight”, muchos de los cuales fueron arrojados en el mar.

Con la construcción del cementerio de “School House” nació la primera división material entre raizales y continentales.

Una pared sería la división entre protestantes y católicos. En el Oriente, los primeros. Hacia el occidente, los segundos.

Guillermo Taylor Taylor, familiarmente conocido como Willie Taylor, era para ese entonces el Alcalde de San Andrés designado por Max Rodríguez.

Guillermo Taylor Taylor, Alcalde de San Andrés bajo el gobierno de Max Rodríguez. A su derecha, Rafael Dau Silguero

El 12 de noviembre de 1959, el Intendente Nacional designado para las islas, Capitán de Navío Alfredo Ballesteros Rotter, mediante la Escritura Pública No. 442, le vendió a Guillermo Taylor Taylor, y a su esposa, Rosa Martínez de Taylor el lote de terreno que llevaría como nombre «Abacoa».

Veintiséis años después, los esposos Taylor Martínez elevaron a escritura pública una declaración de construcción sobre el lote de terreno, de un edificio de 4 plantas.

Se trató del Hotel Royal Abacoa.

A través de la Escritura Pública No. 1370, el 19 de diciembre de 1988, fue adjudicado en sucesión el lote y la construcción del Hotel Royal Abacoa, en un 40% a Rosa Martínez de Taylor; y el 60% a Guillermo Taylor Flórez.

Posteriormente, el 30 de agosto de 1989, Rosa Martínez de Taylor transfirió su propiedad y derecho de dominio a “Taylor Martínez- Cia S.en C.

Finalizando sus actuaciones dentro de la historia documental del inmueble, mediante dos actos notariales diferentes y sucesivos otorgados en la Notaría 39 de Bogotá, el 7 de diciembre de 1990, Taylor Martínez & Cía S.en C., y Guillermo Taylor Florez, le vendieron el lote de terreno y el Hotel Royal Abacoa sobre él construido a Inversiones Leduri Ltda de Cali.

Esta a su vez lo transfiere, 8 meses después, el 30 de agosto de 1991, a una sociedad denominada Sociedad Inversiones Royal & Cía Ltda.

El 30 de julio de 1994, la Sociedad Inversiones Royal & Cía Ltda, transfiere su derecho de dominio y propiedad a “Intercontinental de Aviación S.A”., quien a su vez se lo vende, 9 meses después, a la Sociedad Intercontinental de Financiación Aérea, “Interfiar Ltda”.

El 1o. de marzo de 2002, mediante oficio 2083, la Fiscalía General de la Nación decreta el embargo y suspensión del poder dispositivo del Hotel Royal, nombra inicialmente como depositaria provisional a la Gobernación de San Andrés y Providencia, para posteriormente reemplazarla con la Inmobiliaria Etilza Hernández EU.

La Fiscalía había abocado el conocimiento, en fase inicial, del proceso de extinción de dominio y ordenó el decreto de pruebas tendientes a establecer bienes relacionados con G.P.P. y la empresa INTERCONTINENTAL DE AVIACION S.A. – INTER, así como sus titulares.

La determinación de dar inicio al proceso se adoptó en razón de la nota verbal N° 1016 del 5 de mayo de 2004, procedente de la Embajada del Gobierno de los Estados Unidos de América en la que solicitaba la detención provisional con fines de extradición de un socio relacionado con el grupo empresarial “Intercontinental de Financiación Aérea”, “Interfiar Ltda”. vinculándosele como integrante del Cartel del Norte del Valle-, por haber proferido resolución de acusación en su contra por delitos federales de conducir y participar en negocios a través de un patrón de actividad de fraude organizado, recolectar deudas ilícitas y concierto para distribuir cinco kilogramos o más de cocaína, que finalmente culminó con su condena.

El 30 de Septiembre de 2016, el Juzgado 3o. Penal del Circuito Especializado de Extinción de Dominio de Bogotá dictó sentencia de extinción de dominio privado a favor del FRISCO (Fondo para la rehabilitación social y lucha contra el crimen organizado).

No obstante lo anterior en el año 2020, Luis Antonio Hernández Zea, quien hacía parte del grupo empresarial Intercontinental de Aviación, interpuso una acción de tutela en contra de la Sala de Extinción de Dominio del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá y el Juzgado 3o Penal del Circuito Especializado de Extinción de Dominio de la misma ciudad por la presunta vulneración de sus garantías constitucionales al debido proceso y acceso a la administración de justicia.

La tutela fue negada por improcedente.

Los otros perdedores del Hotel Royal Abacoa.

En 1991, Pedro Abello, comerciante de San Andrés, se vinculó como socio industrial de dos inversionistas jamaicanos “Clough & Blake” con el fin de constituir la sociedad comercial “Royal Abacoa Operadores Ltda” con una inversión inicial e importación de capital de medio millón de dólares, teniendo un contrato de arrendamiento como primera opción de compra del Hotel Royal Abacoa, por parte del señor Guillermo Taylor Taylor, propietario del inmueble.

El inmueble había estado dado en administración pero sufrió un deterioro en sus instalaciones por lo que la sociedad “Royal Abacoa Operadores Ltda inició la importación de maquinaria, equipos muebles y enseres, plantas eléctricas, cuartos fríos, aires acondicionados, lencería y hasta se trajo la primera antena parabólica de televisión satelital internacional en la isla para transmitir en el bar del hotel los juegos de béisbol de las grandes ligas, peleas de boxeo, juegos de fútbol americano y campeonatos de fútbol soccer de Copa mundial así otros eventos internacionales como un atractivo para que los residentes y turistas de la isla tuvieran acceso a esos eventos internacionales.

Estamos hablando de 30 años atrás.

No obstante el contrato de arrendamiento vigente, las cuantiosas inversiones efectuadas, el reposicionamiento del hotel, y su alta ocupación, el acuerdo de opción de compra incorporado en el contrato de arrendamiento celebrado con Guillermo Taylor Taylor nunca fue respetado.

Los empresarios jamaicanos “Clough & Blake” quedaron desamparados ante la justicia colombiana perdiendo la totalidad de sus inversiones, quedando por lo menos 50 trabajadores isleños en la calle, sin ninguna protección ni respeto por sus derechos laborales.

Raymond Clough. Abogado Jamaicano . Doctor de la Universidad de Nottingham en Inglaterra. Murió a los 71 años en Kingston luego de una larga enfermedad.
Mr. Dermont Lewis Blake de su álbum familiar. Vive en Kingston y se encuentra retirado.
Acerca de alvaroarchbold (224 Artículos)
Abogado Universidad del Rosario, Especializado en sociologia jurídica con enfásis en sociopolitica de la Universidad de París II Panthéon-Sorbone. Ex-gobernador del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

4 Comentarios en LA SAE MALVENDE UN TESORO EN SAN ANDRÉS

  1. Excitante está detallada primera entrega de este informe muy bien documentados espero la segunda entrega felicitaciones

    Me gusta

  2. LEANDRO PAJARO BALSEIRO // 3 octubre, 2022 en 9:23 pm // Responder

    !Excelente. Muy útil para investigar y demandar!

    Me gusta

  3. Aurea María Oliveira Santos // 4 octubre, 2022 en 7:47 am // Responder

    Inaceptable la comunidad Raizal y residente del ARCHIPIÉLAGO refutamos está nefasta decisión que claramente afecta profundamente la autoestima y el Patrimonio cultural tangible e intangible de esta comunidad que há perdido su cultura y sus tierras y su economía en manos de funcionarios y leyes que claramente benefician interéses privados en detrimento de un pueblo ancestral. Definitivamente el uso de este predio es para otros fines que serían el de la protección y salvaguardia de la cultura isleña y todas sus manifestaciones como la seguridad alimentaria por medio de la gastronomía, la producción de bienes y servicios culturales y su comercialización es este espacio privilegiado al lado de la Biblioteca del Banco de la República el Corredor cultural el Parque Temático ISLANDER LAND. Como sociedad Civil debemos impedir que este turbio negocio se haga en nuestras narices con el beneplácito del gobernador Ever Hawkins y sus aliados .

    Me gusta

  4. Alexander Smith // 5 octubre, 2022 en 12:45 am // Responder

    Excelente descripción de lo sucedido. Valdría la pena publicar otro artículo que relate en detalle quienes fueron los primeros propietarios de Pleasant point y alrededores (donde hubo varios cementerios y muchas palmeras de coco) y, como fue que esos predios terminaron siendo propiedad del gobierno y después se vendieron a un particular.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: