LA DESGRACIA DE LAS EMPRESAS SOCIALES DEL ESTADO.

El 14 de mayo de 2020, el periódico El Tiempo publicó un artículo titulado “La historia del hospital que causó pelea entre Gobernador y Supersalud”.

En el escrito el periódico hace referencia a las declaraciones del actual gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo Omar en donde este afirma que el centro asistencial “ESE Julio Méndez Barreneche” ha sido liquidado siete veces, y siguió con problemas financieros, de los cuales responsabiliza directamente a los exgobernadores Luis Miguel Cotes y Rosa Cotes de Zúñiga.

Continúa diciendo que (…) el hospital de Santa Marta a lo largo de los 40 años de funcionamiento, ha modificado su nombre y se han anunciado reestructuraciones administrativas para mejorar su atención(…). Pero que (…) no obstante parece que lo único que cambió una y otra vez fue su razón social, pues los problemas y escándalos por corrupción han seguido con el pasar de los años y gobiernos departamentales (…).

A pesar de este importante avance -se lee en la publicación – las denuncias por corrupción no pararon, y en el mes de diciembre la Superintendencia Nacional de Salud, tras dos visitas de inspección, anunció 59 hallazgos del tipo financiero, administrativo, contractual y jurídico en el mismo centro asistencial de Santa Marta.

La ESE “Hospital Julio Mendez Barreneche” terminó siendo intervenida por la Superintendencia de Salud, y de no encontrarse fórmulas de salvamento, deberá ser liquidada por octava vez.

A partir de su creación en 1993, Las Empresas Sociales del Estado, definidas como una categoría especial de entidad pública, descentralizada, con personería jurídica, patrimonio propio y autonomía administrativa, creadas o reorganizadas por ley o por las asambleas o concejos, han tenido en un gran número de departamentos y municipios colombianos, la misma suerte que el “Julio Méndez Barreneche” de Santa Marta. El asalto por la corrupcion y la politiquería.

Antes de observar en nuestra próxima entrega el caso del Departamento Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, QUITASUEÑO expondrá algunos ejemplos de los tantos ocurridos en Colombia en donde la salud de las personas quedó comprometida por los malos manejos de las Empresas Sociales del Estado. Muy pocas han sido las que se han salvado.

LA EMPRESA SOCIAL DEL ESTADO “HOSPITAL UNIVERSITARIO DE BARRANQUILLA”.

En el año 2005 fue ordenada la supresión y liquidación del Hospital Universitario de Barranquilla con jurisdicción en todo el territorio del Departamento del Atlántico, trasformada en Empresa Social del Estado, mediante Ordenanza de la Asamblea del Departamento del Atlántico No.00037 de Septiembre 5 de 1994. Como consecuencia de lo anterior, surgió una nueva Empresa Social del Estado denominada Hospital Universitario CARI, el cual se encuentra altamente judicializado con demandas de reparación directa, con líos administrativos con la Gerencia, y en búsqueda de un restablecimiento de la solidez económica y financiera.

El franco deterioro de esta Empresa Social del Estado ha sido denunciado en diferentes medios de comunicación, y el 24 de junio pasado un grupo de enfermeros y asistentes de enfermería paralizaron el Hospital Cari Mental por la deuda de tres meses sin salario, y la falta de material de bioseguridad para cumplir con su trabajo. Así lo reportó el periódico El Tiempo en artículo titulado: “Trabajadores del CARI MENTAL protestan por tres meses sin pago” del 24 de junio de 2020.

LA EMPRESA SOCIAL DEL ESTADO CARTAGENA DE INDIAS

Esta Empresa Social del Estado fue sorprendida con la llegada del COVID-19 en una situación de desgreño administrativo y financiero.

El alcalde William Dau Chamatt refiriéndose a la tercerización laboral expresó que “el contratista que suministra el personal médico a la ESE es la empresa Konecta, que es una empresa vinculada a la administración (sic) malandrina (sic) de Roque Bossio, y todo el mundo sabe quiénes han sido los personajes que están detrás y lo he denunciado hasta la saciedad”.

LA EMPRESA SOCIAL DEL ESTADO “HOSPITAL UNIVERSITARIO DEL VALLE “EVARISTO GARCIA”.

En los años 2010 y 2012 se presentaron dificultades en la continuidad de la prestación de los servicios debido a las protestas de los médicos internos y residentes, presuntamente por malos manejos de la Directora, y la entrega de la operación del Hospital a la Universidad del Valle.

En el año 2016 el CTI hizo efectiva la orden de captura de 8 funcionarios  implicados en el detrimento patrimonial por más de $20 mil millones al sector de la salud en el Valle, a través de supuestas irregularidades en la contratación para el suministro de medicamentos y sobrecostos en los mismos, en donde aparece involucrada la Empresa Social del Estado a través del Hospital Universitario Del Valle -HUV-.

LA EMPRESA SOCIAL DEL ESTADO “HOSPITAL SAN JERÓNIMO DE MONTERÍA”.

La presunta comisión de graves y muy serias irregularidades administrativas atrajeron la intervención de la Procuraduría General de la Nacion, llevándola a fallar en un proceso disciplinario la responsabilidad e inhabilitación por 15 años para ejercer, a la Junta Directiva del Hospital San Jerónimo, y a su ex gerente Isaura Margarita Hernández.

Los implicados modificaron el manual de contratación de la Empresa Social del Estado durante la vigencia de la Ley de Garantías para las elecciones a Congreso de marzo de 2018.

La Supersalud suspendió 500 contratos irregulares suscritos por la Ex-gerente, Isaura Margarita Hernández Pretelt, quien tuvo que renunciar al cargo en el mes de enero pasado, dejando a la Empresa Social del Estado en una situación de postración moral y administrativa.

Las finanzas del hospital San Jerónimo de Montería parecieran haberse desangrado tanto, que, el déficit de $ 50.000 millones que en julio de 2015 llevó a que fuera intervenido por la Superintendencia de Salud, hoy día, pese a que esa figura de ‘salvación’ desapareció, alcanzaría los $70.000 millones. Así lo expresó el periodista de la Radio Nacional en Monteria, Gudifredo Avendaño Hernández el 18 de junio de 2019

LA EMPRESA SOCIAL DEL ESTADO “HOSPITAL LA PAZ” DE PUERTO TRIUNFO (ANTIOQUIA)

En mayo del 2013 esta Empresa Social del Estado inició su proceso de liquidación.

Los médicos y trabajadores iniciaron una jornada de protesta dada la lamentable situación financiera y administrativa de la institución y el posible cierre definitivo de algunos servicios de salud que allí se prestan.

El mismo proceso fue iniciado en las Empresas Sociales del Estado:”Hospital Antonio Roldán Betancourt” de Apartadó, “La Cruz” de Puerto Berrío, Abriaquí, Santa Rosa de Osos y Zaragoza.

LA EMPRESA SOCIAL DEL ESTADO “HOSPITAL DEPARTAMENTAL DE VILLAVICENCIO”.

En el año 2018 el Presidente de la República adoptó la medida de toma de posesión e intervención forzosa y administrativa de la Empresa Social del Estado “Hospital Departamental de Villavicencio” para administrar y estructurar los mecanismos que garanticen la estabilidad financiera de la entidad y se refleje en mejor calidad de prestación del servicio”, estableciendo si la entidad vigilada debe ser objeto de liquidación; si es posible colocarla en condiciones de desarrollar adecuadamente su objeto social, o si se pueden realizar otras operaciones que permitan lograr mejores condiciones (. .)”, ante unos índices altísimos de corrupción y mala administración.

Este hospital que atiende pacientes del Meta, Vichada, Guainia, Casanare, Cundinamarca, Vaupés y Guaviare fue entregado nuevamente a la gobernación el pasado mes de enero.

A pesar de haber superado gran parte de las deficiencias, su futuro depende de una nueva administración sana y sin clientelismos, difícil en una región altamente tomada por la politiquería.

LA EMPRESA SOCIAL DEL ESTADO “HOSPITAL SANDIEGO DE CERETÉ”.

En la Edición Especial 2020-COLOMBIA APLAUDE, el periodista Oscar Cuello reportó que (…) durante su visita al departamento de Córdoba, el Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, hizo referencia a lo que calificó como  una de las historias más indignantes de corrupción al referirse a la sanción que fue emitida contra Betty Paternina, la gerente del Hospital Sandiego del municipio de Cereté, en el área Metropolitana de Montería.

La investigación tuvo que ver con casos de sobrecostos en la compra de medicamentos utilizados para enfermedades como la depresión y antibióticos para padecimientos gástricos.

El Procurador General de la Nación Fernando Carrillo Flórez denunció sobrecostos del 780% y una “corrupción indignante” en el hospital Sandiego donde, por ejemplo, medicamentos que costaban $423 por unidad fueron comprados en $2.400.

LAS DIFERENTES EMPRESAS SOCIALES DEL ESTADO EN EL DEPARTAMENTO DE SUCRE

Los conocedores del sector de la salud en este departamento consideran como deplorable la situación de las ESE de Buenavista, Caimito, El Roble, Galeras, La Unión, Los Palmitos, Majagual, Morroa, Ovejas, San Antonio de Palmito, San Marcos, San Onofre, Tolú, Sincé, Sucre-Sucre y Toluviejo, en donde no fue posible la presentación de un Programa de Saneamiento Fiscal y Financiero y la directora de la Dirección General de Apoyo Fiscal (DAF) recuerda que las ESEs antes mencionadas fueron categorizadas en riesgo alto y medio.

El actual Gobernador Héctor Olimpo Espinosa Oliver anunció la toma de decisiones drásticas, sosteniendo que para él la vía expedita para esto es la liquidación.

LA EMPRESA SOCIAL DEL ESTADO “HOSPITAL REGIONAL MAGDALENA MEDIO DE BARRANCABERMEJA”.

Esta Empresa Social del Estado surge con motivo de la liquidación del Hospital San Rafael en el año 2007.

La crisis actual de los hospitales públicos santandereanos se agudiza por la disminución de afiliados, además que los aportes patronales fueron eliminados en el Plan Nacional de Desarrollo, los cuales consistían en transferencias que se enviaban a los hospitales con destinación específica para el pago de la seguridad social de los empleados. En el caso del departamento de Santander el impacto se traduce en una reducción de $9.155 millones en su operación.

Apreciados lectores: Todo lo anterior es apenas un resumen de las múltiples Empresas Sociales del Estado que han pasado por situaciones parecidas y que con el transcurrir del tiempo, muchas veces velozmente, entran en procesos de deterioro general, con intervenciones forzosas que en la mayoría de los casos terminan en su liquidación.

ADENDA: Espere nuestra próxima entrega sobre las Empresas Sociales del Estado

Acerca de alvaroarchbold (165 Artículos)
Abogado Universidad del Rosario, Especializado en sociologia jurídica con enfásis en sociopolitica de la Universidad de París II Panthéon-Sorbone. Ex-gobernador del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

2 Comentarios en LA DESGRACIA DE LAS EMPRESAS SOCIALES DEL ESTADO.

  1. Sería muy bueno su apreciación directa si está o no de acuerdo con la Empresa que se quiere hacer en las Islas en lo relacionado con la Salud. Espero su pronta respuesta.

    Me gusta

  2. Hernán Jiménez Madrigal // 16 julio, 2020 en 12:30 pm // Responder

    Excelente artículo. Si mal no recuerdo, ¿no fue el abogado Everth Hawking miembro de la Junta Liquidadora de la ESE de nuestra isla? ¿No leyó el señor gobernador proyecto oficial en que formula la creación de la ESE y en cuya introducción se hace un recuento pormenorizado de cómo fracasó la ESE? ¿Con qué argumento nuevo se justifica la idea de que lo que ya fracasó ahora sí funcione?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: