SAN ANDRÉS ISLA : EL RESCATE.-

El inicio del modelo.Noviembre de 1953. Original óleo de Carley Jackson. Colección cuadros del pintor de Álvaro Archbold Núñez.

A manera de introducción, un “Rescate” o “Bailout” tiene como antecedente eventos que sucedieron a nivel mundial, y en especial la debacle del 2008, en donde el sistema financiero colapsó debido a decisiones erradas y tramposas que hicieron que el precio de las viviendas se derrumbara.

Temiendo lo peor, el Congreso de los Estados Unidos aprobó una ley denominada “ley de estabilización económica de urgencia” autorizando al secretario del tesoro gastar 700 mil millones de dólares para la compra de activos “basura” de los bancos, dándoles dinero a cambio de una inversión del gobierno en acciones preferenciales en esas entidades financieras.

Cuando el banco “sanaba”, el gobierno podía venderle las acciones preferenciales, por más de lo que invirtió.

Es decir: El gobierno salvó o rescató a los bancos pero a su vez los obligó a aceptarlo como socio. Les impuso una “contraprestación”.

Cierre del Puerto Libre. Año 1964. Primer rescate de San Andrés. Comisión en Bogotá de líderes de las islas. Seminario Bilingüe.

San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Con fecha 12 de mayo de 2020, el Gobernador del Archipiélago, el Alcalde de Providencia y Santa Catalina; la Directora Ejecutiva de la Cámara de Comercio, los presidentes de Anato, Ashotel y Cotelco; de Alójate Inn, Asoposadas y Acogres, le enviaron al Presidente de la República una “Propuesta de rescate económico del Departamento Archipiélago.

En la parte introductoria del documento expresan que San Andrés, Providencia y Santa Catalina y sus cayos adyacentes hacen parte de ese imaginario que tienen todos los colombianos y sus visitantes que sueñan con palpar y evidenciar la belleza natural y la riqueza cultural que nos hace uno de los mejores destinos turísticos de latinoamérica siendo nuestro gran diferenciador a nivel nacional y mundial, y gracias a su mar de siete colores el turismo del cono sur reconoció el valor turístico del país.

Presentan cifras obtenidas del registro mercantil que corresponden al porcentaje de establecimientos comerciales (27%); empresas de alojamiento (27%); comercio (37%); bares y restaurantes (12%), y otras actividades (24%), para un total de 8.133 establecimientos comerciales.

Afirman que estos sectores económicos reportaron ingresos operacionales para el año 2019 por $405.516 millones, con una circulación de efectivo promedio de $30.000 millones mensuales., destacando que la informalidad asciende a 12.000 personas, la mayoría vinculadas al sector turismo y la construcción, de los culés un gran número son raizales que desarrollan sus actividades exaltando la cultura raizal como las famosas mesitas de comida típica, los lancheros, las cangueras, guías turísticos, taxistas, artistas, artesanos, etc.

Manifiestan que las cifras anteriores han tenido una reducción del 100%, existiendo un colapso total, poniendo en riesgo un principio fundamental de la economía como es el empleo. Así consta en el documento.

Expresan que recibirán la ayuda con la prontitud que la situación amerita, y agregan que el archipiélago iniciará la estabilización económica cuando tengamos aviones volando con la misma frecuencia del 2019, y con ocupación al 100%.

¿Qué más piden los firmantes?

1. Para el sector productivo formal :

Una subvención adicional a las nóminas desde la primera quincena de junio hasta diciembre de 2020 tanto para personas naturales como jurídicas, incluidas las empresas prestadoras de salud – IPS’S., incluyendo factores prestacionales.

2. Una subvención en el pago de los servicios públicos de energía, acueducto, alcantarillado, telecomunicaciones fijas de los periodos de abril hasta diciembre de 2020.

3. Un subsidio del 50% del valor de los arriendos a los locales comerciales y establecimientos formales de uso para el servicio de los alojamientos formalizados, así como también las personas naturales y/o trabajadores independientes que se han visto afectados.

4. La desdolarización transitoria durante la crisis de las tarifas de los puertos marítimos de San Andrés y Providencia, y de aquellos de donde zarpan las embarcaciones hacia el archipiélago.

5. Un subsidio al combustible para transporte de carga aérea y marítima y alimentos; asi como la exención del IVA para combustible de aviones que realicen la ruta hacia la isla de San Andrés.

6. La reducción de las tarifas de internet.

7. En la agroindustria, la inclusión del Departamento en la cofinanciación de planes de negocios rurales del Ministerio de Agricultura.

¿Qué tratamiento recibe el sector informal en las peticiones?

Dentro del trámite de recolección de firmas del documento se presentaron inconvenientes a raíz de un oficio remitido el 22 de mayo de 2020 al gobernador, por los presidentes de Anato, Cotelco y Acogrés, teniendo en cuenta que para los remitentes no sería coherente participar en un documento donde se solicita apoyo a la informalidad.

Lo anterior demuestra que algunos actores de la economía formal de las islas desconocen la necesidad de priorizar estos sectores, cuyo comportamiento obedece a problemas estructurales del modelo económico que ha operado en el Archipiélago y que la covid19 se ha encargado de evidenciar.

Cuando en el contenido del documento reza como se mencionó al inicio, que la informalidad en San Andrés asciende a 12.000 personas, manifiestan que el Departamento necesita recursos adicionales para cubrir esta población vulnerable, lo cual contradice las excusas de los gremios.

Quinientos mil millones de pesos pareciera ser una cantidad exagerada. Para la economía de un país no debería ser así, pero lo es bajo las actuales condiciones de contracción y recesión económica por las cuales atraviesa Colombia, en donde el Presidente de la República lejos de implementar ayudas a los entes territoriales, le ha echado mano a los fondos de pensiones de las gobernaciones y municipios en calidad de “créditos” transitorios.

Todos estamos angustiados por la situación que estamos viviendo. Pero no hay que perder de vista que el rescate de la economía de un territorio jamás será considerado como un regalo de los gobiernos a los habitantes que política y administrativamente se encuentran bajo su dependencia.

Por lo general vienen acompañados de aplazamiento de pagos de créditos e hipotecas, subsidios temporales, y compromisos de ejecutar las acciones necesarias para lograr la recuperación del sector de la economía y su sostenibilidad.

Para el caso de San Andrés implicaría, si el gobierno así lo quiere y es consecuente y responsable, y la sociedad civil se lo requiere, iniciar la transformación del modelo económico que ha sido funcional dentro de una economía extractiva que agota y no recupera ni renueva; pero disfuncional porque ha incidido en la degradación del territorio, el paisaje, la cultura y la ecología y los ecosistemas, generando a su vez grandes desigualdades, y exclusiones, que hoy con la pandemia se hacen más visibles y ni la cuarentena que termina las pueden esconder.

Rescatar la economía del Archipiélago no solo conlleva salvar a las empresas; a los independientes e informales. Hay algo más que los que construyeron y firmaron el documento omitieron dentro de sus responsabilidades:

Que el gobierno nacional se comprometa a sacar avante el estudio de capacidad de carga, e iniciar un proceso sin aplazamientos del retorno de aquellas personas que se encuentren en situación irregular, así como de aquellos que voluntariamente tomen la decisión de abandonar el territorio, porque la situación económica y social será cada día más precaria, difícil e insostenible.

La gobernación no los podrá asumir sencillamente porque no los necesita. Porque no tiene espacio en sus instalaciones locativas para sentar a un funcionario más, y son tantos que ni siquiera se conocen. Porque el territorio debe ser reordenado. Los servicios públicos se encuentran colapsados; y el hospital y la salud viven en la precariedad y el abandono, y tampoco queda espacio para disponer un kilo más de basura en el “Magic Garden”.

Rescate, sí! Pero con retorno y capacidad de carga.

Porque ya no podemos respirar!

ADENDA: La dolarización de las tarifas del puerto marítimo de San Andrés y de los puertos de origen es una de las injusticias más grandes que se cometen contra el pueblo de las islas. Debe desaparecer para siempre porque la Tasa Representativa del Mercado tampoco nos deja respirar.

Acerca de alvaroarchbold (165 Artículos)
Abogado Universidad del Rosario, Especializado en sociologia jurídica con enfásis en sociopolitica de la Universidad de París II Panthéon-Sorbone. Ex-gobernador del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

1 Comentario en SAN ANDRÉS ISLA : EL RESCATE.-

  1. Arline Robinson Bent // 2 junio, 2020 en 9:19 pm // Responder

    Mis mas sinceras felicitaciones por este sitio que ofrece los mas acertados datos no solo historicos y reales pero educativos para los raizales que desconocemos algunos datos de nuestro pasado. Personalmente le agradezco Dr Archbold.Excelente trabajo. Dios lo guarde y siga bendiciondole con mucha mas sabiduria.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: