CARLA CELIA : LAS ALAS DEL CARNAVAL DE BARRANQUILLA.

Carla Celia, “Las alas del carnaval de Barranquilla”.

“La noche de Guacherna, marca para mí el fin de los eventos que comenzaron en Enero con la lectura del Bando, y el final del carnaval de Barranquilla. Ese viernes por la noche, en donde este año participaron más de 16.000 hacedores del carnaval, me disfracé de la muerte. Pero la muerte sola no va, y le coloqué a mi disfraz unas alas que me diseñaron y regalaron en la Universidad Autónoma de Barranquilla”, le expresó Carla Celia Martínez-Aparicio a QUITASUEÑO.

Amable, locuaz, hospitalaria y distinguida, con suficientes alas para volar, es ella quien dirige desde hace más de diez años la Corporación CARNAVAL S.A., encargada de promover y organizar el evento cultural más importante del país: El Carnaval de Barranquilla, declarado por la UNESCO desde el 2003 como Patrimonio Cultural e Inmaterial de la humanidad, aceptando en medio de sus múltiples ocupaciones, concederme esta entrevista.

P/. Carla: ¿cómo fue su infancia en Barranquilla?

R/. Todos vivíamos en casas. No existían apartamentos. Yo era la única mujer entre tres hermanos. Compartíamos con los amigos de la cuadra, todos hijos de familias maravillosas.

Eran los inicios de la televisión y nos volvimos ingeniosos. Construíamos carritos y nos deslizábamos por toda la bajada de la carrera 53. Era La líder entre mis dos hermanos y fue una infancia muy linda, de subirse en los árboles y coger mangos. De ir a la casa de las abuelas que tenían patios enormes.

P/. Desde su niñez tuvo relación con el arte?

Siempre fui una artista. Ya desde los 8 años me gustaba la pintura, y en esa época hacíamos circos con los de la cuadra, y les cobrábamos las boletas a los adultos por hacer el circo; Ricardo, mi hermano, se disfrazaba de payaso, y los dos éramos los directores del circo.

Siempre he sido carnavalera.

En Barranquilla a los niños desde pequeños se los disfraza. Mi primer disfraz fue de Colombina. Mi hermano era Pierrot, o sea, éramos “Pierrot y Colombina”. Luego me disfracé de Caperucita. Todos esos disfraces fueron la semilla y todos los años me disfrazaba. Empecé a participar en los desfiles con Leon Caridi (q.e.p.d), el empresario barranquillero, propietario de Industrias Canon, que apoyó la comparsa Las Marimondas del Barrio Abajo.

Pierrot y Colombina

P/. ¿La vena artística la tiene desde que creaba y organizaba el circo?

R/. Si. Esa vena viene de parte y parte. Siempre he estado rodeada por la vena artística; mi tía Angelina, la única tía que tengo, hermana de mi padre, pintaba muy bien; mi padre era una persona de una mentalidad amplia y liberal; mi madre pinta, y había un tío que era escritor.

Desde pequeña me podía quedar horas dibujando; y ahora mi pareja, que es Joaquín Botero, es escultor.

P/. ¿Estudió arte en alguna escuela de bellas artes en Barranquilla?

Aunque siempre quise estudiar arte, en la época en la cual me gradué de bachillerato, a los diecisiete años, era mal visto estudiar en la Escuela de Bellas Artes por las continuas huelgas estudiantiles que se generaban. Entonces pensé en estudiar arquitectura, pero tenía matemáticas, y me fui a Nueva York al Art Student League, en donde tomé varios cursos de arte. A mi regreso a Colombia estudié diseño de interiores. De manera autodidacta comencé a hacer cursos y terminé haciendo exposiciones. Mi primera exposición la hice en el Colombo Americano de Barranquilla cuando tenía veinte años.

Me considero una pintora autodidacta, que al final cumplió el sueño de graduarse como arquitecta cuando cumplí mis cincuenta años.

Carla Celia.

P/. ¿Cómo da el salto hacia la Corporación Carnaval S.A.?

Realmente siempre fui independiente y dedicada al arte, hasta que en el año 2006 llegó a la Gobernación Carlos Rodado Noriega, quien me ofreció la Secretaria de Cultura. Ya era gestora cultural, acepté el reto y me quedó gustando. No tanto el sector público, sino el hecho de manejar cultura y de poder llevar esa gestión cultural a todos los municipios del Atlántico. Desde allí recuperamos asuntos de patrimonio como la Gobernación, la Estación de Tren de Puerto Colombia. Hicimos cosas muy lindas, y se dejaron planteadas las cinco plazas que se recuperaron después, entre las cuales, San Nicolás, San Roque y la Plaza del hospital.

Una vez finalizado mi ciclo, me llamaron de DUVAR, que es la Empresa de Desarrollo Urbano, para la creación de la Unidad de Patrimonio, desde donde se crearon unos estímulos para las casas patrimoniales.

En el 2009 se hizo la convocatoria para proveer el cargo de Director (a) de Carnaval S.A. que había quedado acéfalo. Yo presenté mi hoja de vida, habiendo siendo miembro de la Junta Directiva por espacio de cinco años. Se presentaron 11 candidatos. Fui elegida en septiembre de 2010 y aquí me encuentro “domando el potro”

Casa del Carnaval en el Barrio Abajo. Imágen de Quitasueño.

P/. ¿Considera usted que para dirigir la Corporación Carnaval S.A. se requieren algunas calidades o habilidades especiales?

R/. Para estar en la dirección de Carnaval S.A. hay que ser una persona conciliadora, inalterable, y creativa.. Aquí no se puede pelear con nadie. Pero también se tiene que tener una mano fuerte.

A ratos he pensado tirar la toalla. Es mucho el trabajo y tengo otras cosas. Nunca he dejado el arte; tengo un restaurante, tres hijos y tres nietos. Y la Corporación es un trabajo de tiempo completo, pero son más las satisfacciones que produce. Además del trabajo social y de ciudad, en estos momentos estamos empeñados en un gran proyecto que es el Museo del Carnaval.

P/. ¿Cómo se financia Carnaval S.A.?

Tenemos una Junta Directiva. Lo nuestro es un modelo único público-privado, que si no tuviera la voluntad pública no podría funcionar y pasaría lo que ha ocurrido en otras fiestas. Si fuera un evento privado al sector público no le interesaría. Pero además, al ser un evento de ciudad el sector público debe estar ahí.

Y cuando es solamente público como ocurre en un 80% de los casos, cada vez qué hay un cambio de gobierno, salen la mayoría de los funcionarios, afectándose el “know how” que se traía.

P/. ¿Cómo están distribuidos los aportes?

R/. El sector público tiene un 48%. El resto, o sea, el 52%, lo tiene Carnaval S.A; un 40% se genera del sector de patrocinio; o sea, del sector privado; entre un 5% y el 7% proviene de la Alcaldía Distrital.

A partir del mes de julio salimos a vender la parte privada, a quienes son nuestros grandes patrocinadores como Bavaria, La Olímpica, Promigas, y otros más.

Con el sector de patrocinadores tenemos que captar más de $10.000 millones.; y un porcentaje mínimo lo constituyen recursos provenientes del Ministerio de Cultura.

Congos del carnaval. Óleo que adorna la Oficina de la Dirección de Carnaval S.A. Imágen de Quitasueño.

P/. ¿Cuál fue el comportamiento financiero de Carnaval S.A. en el 2.019?

R/. Este año tuvimos ingresos de $20.000 millones pero nunca nos alcanzan para asumir todos los gastos, y ya en el mes de septiembre deberemos aumentar la realización de eventos que nos permitan incrementar nuestro patrimonio.

El presupuesto proviene en un 55% aproximadamente, por venta de boletería en los lugares donde es permitida, porque los eventos tienen que tener gratuidad; hicimos un concierto en donde la infraestructura lo permitió con lo cual subvencionamos otros eventos.

P/. ¿Asesoran otros eventos?

Un fuerte nuestro es hacer asesorías y me siento feliz cuando me llaman de Riosucio, Quibdó, o Cartagena que ha tenido un proceso muy fuerte con las fiestas de la independencia que fueron avasalladas por la parte comercial y el reinado de belleza.

Últimamente estuvimos en Buenos Aires en donde el Carnaval Porteño se ha ido perdiendo.

P/. ¿Cómo promueve Carnaval S.A. a los hacedores del carnaval?

Tenemos una línea de gestión social. Es importante porque los hacedores del carnaval tienen una línea con nosotros y la Alcaldía, que a través de Carnaval S.A., les da unos estímulos de más de $3.000 millones, y nosotros elaboramos junto con ellos algunos proyectos como el denominado: “Adopte la Tradición “, porque resulta más fácil para una persona montar un espectáculo de fantasía, que la coreografía de una cumbia o un garabato, o unas danzas de relación.

Danza de Relación “El Paloteo” Imágen digitaltomada del periódico El Heraldo de Barranquilla.

P/. ¿Existen conflictos o desacuerdos entre Carnaval S.A. y los hacedores del carnaval de la 44?

El carnaval es uno solo. No sería lógico que dentro de una misma ciudad estuviéramos con roces, y precisamente con aquellas personas que están apoyando el carnaval; ellos reciben apoyo de la Alcaldía dentro del concepto de ciudad, y en muchas ocasiones tenemos una agenda común.

Tenemos la mejor relación y sentimos que somos un soporte para ellos, y ellos para nosotros., y nos colaboramos mutuamente, porque al ser Barranquilla una ciudad muy grande, necesitamos este tipo de organizaciones, como el Carnaval del Suroccidente y el de la 84.

P/. ¿Cómo se beneficia Barranquilla del carnaval?

R/. Es muchísimo el beneficio que el carnaval representa para esta ciudad y los municipios del Departamento del Atlántico.

Se generan más de 50.000 empleos directos. Una ocupación hotelera que este año, para la “Noche de Guacherna”, en donde participaron 16.000 hacedores de carnaval, presentó un 85% de ocupación, con más de 15.000 camas habilitadas.

P/. Cuál ha sido el éxito de Carnaval S.A.?

R/. Yo veo el carnaval como un delta con muchos brazos. Hay un brazo que es el de los patrocinadores. Hay unos patrocinadores menos invasivos que otros. El otro brazo es el grupo folclórico que participa. Son los hacedores del carnaval que trabajan todo el año para sacar su grupo. El otro somos nosotros, incluyendo al sector público, la logística, la policia. Y finalmente, el último es el del espectador, que es el que mira y disfruta el carnaval, incluyendo a los turistas, muchos de ellos extranjeros que vienen a observar las danzas de tradición. Cada uno de esos brazos unidos le dan la fuerza al carnaval, y a Carnaval S.A. para lograr que este evento sea exitoso.

¿P/. Cuál es su guía o referencia metodológica para construir el carnaval?

Mi guía metodológica es un libro que quiero mucho. Se llama “Los mapas mentales” y el autor es Tony Buzan. Para mi es la biblia del trabajo en equipo. Le recomiendo su adquisición a todo aquel que quiera tener éxito en trabajos individuales y colectivos.

P/. ¿El carnaval de Barranquilla se le adelantó a la economía naranja?

Barranquilla siempre ha sido anaranjada…

El concepto de economía naranja nació hace 5 años en Washington, siendo el Presidente Iván Duque asesor del BID, quien quedó impresionado con una presentación que hicimos allá del Carnaval de Barranquilla y la Banda de Baranoa, a la cual también asistió Felipe Buitrago, para quien todo lo que mueve el carnaval, es la base de esta pirámide de la economía naranja.

P/. ¿Qué cumbiambas le gusta?

R/. ¡Uff! Todas.

Todas son amigas mías.

P/. ¿El Cumbión de Oro?

R/. ¡Oh! El Cumbión de Oro de Gabriel Arriaga. Todas, todas somos una gran familia.

El Cumbión de Oro. Imágen tomada por Quitasueño.

P/. ¿Cuáles son los eventos del Pre- Carnaval que usted siente que le llegan a lo más hondo de su corazón?

R/. El evento que más me gusta es el “Concurso de danzas especiales y de relación”; es un concurso nuevo en donde hace presencia la Danza del Paloteo, las Faraotas de Talaigua, la Danza del Cienpies. Son bellísimas. Son la joya de la corona. Son lo autóctono, son la semilla, son la tradición.

El otro evento que roba mi corazón es el “Carnaval de los Niños” , que es un desfile que se realiza el domingo antes del carnaval desde la calle 70 con carrera 53. Ahí está la raíz. Mientras los niños aprendan y sigan bailando una cumbia o un garabato, jamás morirá el carnaval de Barranquilla.

P/. ¿Cómo ve usted la “Batalla de Flores” del sábado de carnaval?

R/. El mapa del carnaval es muy grande, pero desde hace más de tres años hemos venido percibiendo que la gente desea ser más participante que espectadora.

La Batalla de Flores del sábado de carnaval me produce terror, terror, terror., terror!!!

Es la que me genera mayor tensión. Podemos haber trabajado todo el año por un carnaval exitoso, pero si ocurre algo mínimo que no guste, los barranquilleros seguramente dirán que el carnaval no fue un buen carnavall.

Cuando me doy cuenta que ya salió el último grupo, la última carroza, y que se controló el último “bache” , me relajo y conmigo la ciudad toda se relaja, y viene entonces la “Gran Parada del Domingo de Carnaval”, y “Baila la Calle”, el Festival de Orquestas, el Desfile de Fantasías, las letanías y el entierro de Joselito.

“Porque al final de todo, el carnaval quien lo vive es quien lo goza”.

Y ahora nos toca evaluar y planear lo que será el Carnaval de Barranquilla del 2020.

Reunión de Planeación en las oficinas de Carnaval S.A. Imágen tomada por Quitasueño.

Acerca de alvaroarchbold (155 Artículos)
Abogado Universidad del Rosario, Especializado en sociologia jurídica con enfásis en sociopolitica de la Universidad de París II Panthéon-Sorbone. Ex-gobernador del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: