SAN ANDRÉS, ISLA : ¿LA OTRA EDAD DE ORO?

El 5 de abril de 2016, fue publicado en QUITASUEÑO un artículo titulado “LA PRIMERA BONANZA DE LA GOBERNACIÓN DE RONALD HOUSNI – LA EDAD DORADA –

Reza en la introducción del escrito digital, lo siguiente:

Al presupuesto inicial de DOSCIENTOS NOVENTA MIL MILLONES DE PESOS ($290.000.000.000.00) del cual dispone el Gobernador del Departamento Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, para ordenar el gasto y las inversiones destinadas a cumplir con los fines esenciales del Estado durante la vigencia del año 2016, la buena estrella le acaba de regalar con la aprobación de la ordenanza No. 009 de 2016,  SESENTA Y SIETE MIL QUINIENTOS NOVENTA Y NUEVE MILLONES TREINTA MIL QUINIENTOS OCHENTA Y CUATRO PESOS ($67.599.030.584.00), o sea, casi el doble del valor pagado por la adquisición de la Planta de Residuos Sólidos del Mágic Garden – RSU – durante su Gerencia en la empresa de energía de San Andrés, SOPESA.

Y es tan solo la primera de las 12 que tendría en su gobierno.

Con ello cumpliría con los fines esenciales del Estado de servir a la comunidad, promover la prosperidad general y garantizar la efectividad de los principios, derechos y deberes consagrados en la Constitución; facilitar la participación de todos en las decisiones que los afectan y en la vida económica, política, administrativa y cultural de la Nación…..”

Ese año, con las adiciones y modificaciones al presupuesto inicial, el Gobernador Ronald Housni Jaller tuvo mucho más dinero a su disposición con sumas iguales a los CUATROCIENTOS NOVENTA Y CUATRO MIL OCHOCIENTOS NOVENTA Y CINCO MILLONES (494.895.000.000,00), ejecutando TRESCIENTOS MIL MILLONES ($300.000.000.000.00) y quedando por comprometer CIENTO NOVENTA Y CUATRO MIL OCHOCIENTOS SETENTA Y CUATRO (194.874.000.000.00).

En el 2017 la tendencia continuó al alza, disponiendo a la finalización de esa anualidad de QUINIENTOS SESENTA Y NUEVE MIL SEISCIENTOS SETENTA Y SEIS MILLONES ($569.676.000.00), quedando por comprometer CIENTO SESENTA Y NUEVE MIL OCHOCIENTOS NOVENTA Y CUATRO MILLONES ($169.894.000.000.00).

Para el 2018 tuvo una apropiación definitiva de dinero inferior al año anterior, equivalente a la suma de CUATROCIENTOS NOVENTA Y SIETE MIL QUINIENTOS CINCUENTA Y OCHO MILLONES DE PESOS ($497.558.000.000.00), teniendo en cuenta que la gran adición al presupuesto se vio frustrada por falta de “ambiente” en la Duma Departamental.

Hasta el 30 de noviembre pasado quedaban por comprometer de la vigencia de 2018, CIENTO SETENTA Y SEIS MIL TRESCIENTOS CUARENTA Y UN MILLONES DE PESOS ($176.341.000.000.00).

O sea, que el Gobernador Housni tuvo a su disposición la no despreciable suma de UN BILLÓN QUINIENTOS SESENTA Y DOS MIL MILLONES CIENTO VEINTINUEVE MIL PESOS ($1.562.129.000.000.00), suma difícil de aterrizar para un ciudadano que no se encuentre familiarizado con el lenguaje numérico.

Tres años después, el Gobernador titular se encuentra suspendido, cobijado por una medida de aseguramiento que le impide continuar con la ordenación del gasto, con una deuda moral y patrimonial sin precedentes hacia la comunidad; y San Andrés se encuentra sumida en la frustración y desesperanza, a lo cual se une la interinidad del Gobierno Militar, la confusión con las competencias civiles, una acción de tutela en trámite, constitucionalmente con posibilidades de prosperar, y una terna del Partido Liberal descalificada por la mayor parte de la ciudadanía, pero aún con posibilidades de ser enmendada.

EL AÑO 2019 : ¿OTRA ETAPA DE LA EDAD DE ORO?

Contralmirante Juan Francisco Herrera Leal Gobernador (E) del Archipiélago de San Andrés y Providencia.

El pasado 14 de noviembre la Asamblea Departamental de San Andrés y Providencia aprobó el Presupuesto de Gastos o Apropiaciones para la vigencia fiscal del 1o. de enero al 31 de diciembre de 2019, por la suma de QUINIENTOS UN MIL QUINIENTOS VEINTIÚN MILLONES OCHOCIENTOS CUARENTA Y DOS MIL CIENTO CINCUENTA Y OCHO PESOS ($501.521.842.158.00).

La suma anteriormente mencionada no contempla las adiciones de otras sumas de dinero que se realizarán durante la anualidad del 2019, constituyéndose en los valores en dinero nunca antes apropiados durante el arranque de una ejecución presupuestal en el Departamento Archipiélago, y jamás imaginada por un Gobernador que sueñe con impactar de manera positiva en la realidad social del Archipiélago.

Dados los múltiples factores que juegan en contra, ejecutar un presupuesto de esta naturaleza implica experiencia, conocimiento de todos los sectores de la administración, metodología, capacidad de gestión, disciplina, liderazgo, concertación, tacto para establecer las prioridades, honradez y honestidad, respetando la naturaleza de los empleados del Departamento y su línea de mando de índole civil, existiendo recursos humanos en la Entidad que no cohonestaron con el saqueo, la rapiña y la corrupción. Queramos o no, son ellos los que finalmente apoyarán la operación de los dineros de la Gobernación.

A todo lo anterior hay que agregar que 2019 será un año electoral, en donde habrán cuatro meses de Ley de Garantía; un Plan de Desarrollo notablemente crítico, soñoliento y en estado agónico, listo para imponerle los santos óleos, así como la duración de los procesos licitatorios, aunado a que los recursos no podrán ser utilizados para vigencias futuras, y tampoco pueden ser autorizadas reservas presupuestales. Todo esto hace que el escenario de gestión y resultados sea más complejo.

Es decir, el Departamento Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, unido a la gravedad de la situación que se viene presentando, corre el riesgo de colapsar una vez más. Esta vez, por causas que se generaron sobretodo en este período de gobierno, que todos conocemos, y que lo han convertido en un territorio cuasi – fallido, con una economía en verdadera recesión, y miles de millones de pesos que volaron como golondrinas para nunca más volver.

Los partidos políticos se encuentran históricamente en su peor momento y al borde de desaparecer. La sociedad civil indefensa y rota. Las sucursales de los bancos con sus arcas repletas de dinero público del departamento esperan que alguien les dé una orden de dispersión de los recursos. El gobierno al que unos quieren y otros no, no tiene una ruta aterrizada porque llegó tarde al Plan de Desarrollo, y eso es lo qué hay, y tampoco lo conoce; y para complementarlo todo, el Estado sigue sin saber qué hacer con San Andrés, porque históricamente ha agotado todas las figuras administrativas y castrenses del gobierno metropolitano, para tratar de sortear las crisis de toda índole que se generan de forma periódica, y que pareciera que en el Archipiélago ya ninguna le diera resultados.

Si bien el presupuesto del 2019 y sus componentes amerita un número especial de QUITASUEÑO, en donde se analicen sus aciertos, imprecisiones y contradicciones, es importante compartir en imágenes con los lectores de este Blog, las generalidades de las “inversiones” que se encuentran proyectadas por dependencias. Ello si la pésima conectividad a internet así nos lo permite.

Acerca de alvaroarchbold (153 Artículos)
Abogado Universidad del Rosario, Especializado en sociologia jurídica con enfásis en sociopolitica de la Universidad de París II Panthéon-Sorbone. Ex-gobernador del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

1 Comentario en SAN ANDRÉS, ISLA : ¿LA OTRA EDAD DE ORO?

  1. Esto es una locura 🤬🤬🤬🤬🤬

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: