SAN ANDRÉS ISLA -PUNTA HANSA-TESTIMONIO-

 

ROMPIENDO EL SILENCIO

La historia de Punta Hansa está llena de secretos, reservas, encubrimientos, ocultaciones, y misterios.

El poder para generar temores y miedos en la población de las islas, ha sido una constante. Y algunos bien lo han sabido ejercitar. El poder y la política muchas veces lo requieren, y más cuando se hace necesario ocultar alguna evidencia para torcer y desfigurar la historia.

Dicen que hay algo oculto detrás de cada uno de los negocios y papeles de Punta Hansa.

El episodio que a continuación usted podrá leer, pasó no una, sino muchas veces, y en diferentes lugares de la toponimia de la isla, y quien se lo ha sabido narrar a QUITASUEÑO, autorizando su publicación, decidió romper su silencio. El es uno, pero hay otros que quisieran hacer lo mismo, pero prefieren guardar silencio, por el temor que les genera tener sobre ellos, puestos los ojos para el resto de sus días.

El siguiente es el relato de Winston Francis Bernard:

Winston Francis Bernard

En diciembre de 1968 adquirí por compraventa hecha al señor Estras Bernard, dos lotes de terreno ubicados en el sitio que todos los nativos de la isla conocimos con el nombre de Chapman Point.

Los lotes de terreno eran parte de una herencia recibida por el señor Estras, mi familiar cercano, de su finado padre, Albert Bernard, dentro de la hijuela de la herencia que le correspondió en el proceso de sucesión.

Esos dos lotes de terreno fueron englobados por el Señor Estras Bernard y mi persona -que para su mejor comprensión lo denominaremos el lote número uno-y como consta en la Escritura Pública No. 617 del 31 de diciembre de 1968 de la Notaría Única de San Andrés, Adalberto Gallardo Flórez, quedó colindando con mi propiedad, en el lindero Oeste, en extensión de treinta y seis metros con cincuenta centímetros (36.50 mtrs). (Ver imágen del documento al final del testimonio).

A su vez, el Dr. Gallardo realizó otro englobamiento, -lote número dos-con el fin de instaurar un juicio de pertenencia, tomando como base la Escritura Pública de Doña Carlota Biscaino de Bernard, madre del señor Estras Bernard, mujer madura al momento de transferirle el lote de terreno al Dr. Adalberto Gallardo, así como la donación que ella le hiciera al General Gustavo Rojas Pinilla, del lote de su propiedad, para que construyera la Casa Presidencial, actualmente, La Casa de La Cultura.

Los que conocieron y aún sobreviven a Doña Carlota, hoy todas personas octagenarias, destacan en ella las virtudes de la generosidad, bondad y benevolencia.

Un día, continúa Winston Francis Bernard en su relato, me di cuenta que  Adal (se refiere al Dr. Adalberto Gallardo Flórez), como lo llamaban sus más próximos y amigos, realizaba un cerramiento; y que dentro de ese cerramiento se encontraba mi lote de terreno.

Procedí a reclamarle, manifestándole que estaba englobando y anexando el lote que me pertenecía, con la cerca que estaba colocando.

El Dr. Adal me respondió de forma parca y fría :

-Winston : Sé que somos vecinos, pero no sé cuál es su terreno-

Regresé y le mostré mi documento, reiterándole:

-Dr. Adal, tengo el documento. Usted sabe que somos colindantes –

Esta vez no obtuve una respuesta.

Procedió a finalizar el cerramiento.

 

Inmediatamente acudí al Juzgado con en fin de buscar orientación. La única respuesta que obtuve de algún funcionario de la Rama Judicial, fue la de iniciar un Proceso Reivindicatorio, porque mi lote de terreno se encontraba en poder de un tercero, en este caso, en manos del Dr. Adalberto Gallardo Flórez.

No hice más. Mi situación en ese momento era difícil con motivo de la liquidación de Jonnie Walker, a quienes representaba comercialmente en San Andrés.

-Evito pasar por ese lugar de mis ancestros. Me embarga la tristeza. La pequeña franja qué quedó sin anexar, tuve que venderla a un comerciante de la isla, porque a mí ya no me servía.

Fui miserablemente despojado de mi tierra.

Aún guardo con cuidado el levantamiento topográfico que hizo de mi terreno, el Ingeniero Civil, Rino Pyne q.e.p.d.).

Y con mi tierra también se fueron Chapman Point y Punta Hansa.

¡Pero, Dios es grande y él no duerme!

Adenda : Apreciado lector (a) : El próximo domingo 4 de febrero, QUITASUEÑO publicará la II Parte de la serie sobre Punta Hansa. Sígala con atención.

Acerca de alvaroarchbold (151 Artículos)
Abogado Universidad del Rosario, Especializado en sociologia jurídica con enfásis en sociopolitica de la Universidad de París II Panthéon-Sorbone. Ex-gobernador del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

2 Comentarios en SAN ANDRÉS ISLA -PUNTA HANSA-TESTIMONIO-

  1. Jorge Galeano Santana // 2 febrero, 2018 en 7:09 am // Responder

    Quienes le sobreviven al Dr.Adal, deben sentir un inmenso orgullo por ese legado. Ni modo que repudiaran tanto beneficio recibido de tal depredacion.

    Me gusta

  2. Carlos Hernán Ibarra Torres // 2 febrero, 2018 en 7:43 pm // Responder

    Y- los arenales desde el Colegio Sagrada Familia hasta la policía era mar – Quienes inventaron el Instituto de Crudito Territorial, repartiendo la tierra en juicios de pertenencia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: