LA HORA SANTA – SAN ANDRÉS

horasanta1

“Todas las noches del jueves al viernes te haré participar de la mortal tristeza que quise padecer en el Huerto de Los Olivos; tristeza que te reducirá a una especie de agonía más difícil de soportar que la muerte. Y para acompañarme en aquella humilde plegaria, que entonces presenté a mi Padre, te postrarás con la faz en tierra, deseosa de aplacar la cólera divina y en demanda de perdón por los pecados”

(Según la doctrina católica, palabras de Jesús en una de sus apariciones a Santa Margarita María de Alacoque)

Eran las 5:07 minutos de la mañana del Jueves primero de diciembre. Sonó mi celular avisándome la llegada de un mensaje en mi correo. Lo abrí, lo leí y aplacé darle una respuesta. Era un conmovedor mensaje de la escritora de las islas, Hazel Robinson Abrahams.

(…) En 1944 tenía yo nueve años. Escuchaba la palabra GUERRA!!! pronunciada por los mayores, con miedo y sentimientos de dolor.

Asistía con mi abuela a las iglesias protestantes y con frecuencia a la católica, para homenajear a los caídos en combate reportados por los receptores radiales conectados al suelo con baterías de automóviles. Wing chi Chow,  Víctor Abrahams, Arturo May, y posteriormente, Velodia Tovar, eran los encargados de trasmitirnos las noticias.

Conocíamos muy poco sobre aquellos que se enfrentaban en los campos de batalla, en aquellos lugares lejanos donde transcurría la guerra, pero la isla entera lamentaba los sucesos que llegaban y nos uníamos a los desgraciados por medio de la única forma que conocíamos. Congregarnos en los templos en busca de compasión (…)

Continuando en su mensaje, pregunta Hazel:

(…)  ¿Qué nos ha pasado en el 2016?

¿Mientras Colombia continental honraba a los 76 deportistas y al resto de la delegación del equipo de futbol brasilero que lamentablemente perdieron sus vidas el pasado lunes, nosotros en carros, camionetas y motos sin exostos , a gritos celebrábamos con el patrocinio del gobierno, por las calles de la isla, el día de San Andrés, anteriormente la del falso descubrimiento de las islas por Colón, al ser un hecho imposible de corroborar?

¿Nos cambió la llegada del avión?

¿Nos cambiaron los supermercados?

¿Nos cambiaron los almacenes para otros?  ¿Los empleos por votos? ¿Los edificios de cemento? ¿El poder vender tierras y comprar automóviles y motos? ¿El mal servicio de salud? ¿La infernal bulla de los pick – ups? ¿La televisión? ¿Los celulares?  ¿Los computadores?

¿A quién o a qué culpar por nuestra indidferencia?

¿Qué es lo que está contribuyendo a la falta de sentimiento de apoyo y solidaridad que fueron una parte de nuestra manera de ser?

¡Algo está fallando!

Y llegará el momento en que nosotros, necesitando, nos encontraremos en medio del océano sin velas para llegar a un destino”

¡Por favor, una respuesta!

Pero como tampoco yo tengo una respuesta, sino hipótesis que deben ser validadas por la historia, y  como ella también  he vivido en estos días  esa anarquía y desorden colectivo de un mal nacido carnaval que lo único que provoca es impotencia, hastío y rabia, acudí a la invitación de la Iglesia Parroquial de San Andrés, de una “Hora Santa” con la cual honrar el inicio de diciembre, en la liturgia del Adviento.

(…) Los gobiernos nos han defraudado apropiándose de nuestros recursos (…) expresaba el sacerdote en la sagrada eucaristía, frente a decenas de feligreses que arrodillados y en actitud de ensimismamiento, recogimiento y oración, conmovidos expresaban sentimientos profundos de dolor con susurros y sollozos, mientras afuera del templo circulaban sin exostos a velocidades inconcebibles cientos de motocicletas por minuto.

El sacerdote finaliza esta hora de recogimiento y oración con las dos últimas estrofas del himno eucarístico PANGE LINGUA, el TANTUM ERGO SACRAMENTUM, escrito por Santo Tomás de Aquino:

“Veneremos, pues,

Inclinados, tan grande sacramento;

Y la antigua figura ceda puesto al nuevo rito;

La fe supla la incapacidad de los sentidos”

Volveré a la Hora Santa. Es posible que en esa atmósfera de recogimiento e introspección, rodeada de colores que vibran como chakras, me sea revelada, Hazel, tu respuesta, a esta era de degradación, envilecimiento y humillación; caos, confusión, desgarramiento, usurpación,  insolidaridad y sufrimiento que viven nuestras islas.

Mientras tanto sigo pensando que Zygmunt Bauman, el escritor y sociólogo polaco, premio Príncipe de Asturias de los “Tiempos líquidos” y “La ceguera moral”, ha logrado aterrizar, por lo menos en uno de los tantos males que nos aquejan como sociedad insular:

“Vivimos en una era de fragmentos de sonido, no de pensamientos;

De cosas efímeras y calculadas;

Pensadas para conseguir un máximo impacto y una obsolescencia instantánea”

horasanta2

 

 

 

Acerca de alvaroarchbold (151 Artículos)
Abogado Universidad del Rosario, Especializado en sociologia jurídica con enfásis en sociopolitica de la Universidad de París II Panthéon-Sorbone. Ex-gobernador del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

3 Comentarios en LA HORA SANTA – SAN ANDRÉS

  1. Jorge Galeano Santana // 4 diciembre, 2016 en 6:08 pm // Responder

    Simple y llanamente: “Conciencia de un destino comun”. Ausencia total de este precepto escencial de toda comunidad.

    Me gusta

  2. Lo del 30 de noviembre fue una locura colectiva, atracos, mujeres y hombres enmascarados, historias de violaciones a niñas y jóvenes. Incomprensible lo que paso, pero como diría una amiga muy querida, si la misma cabeza esta mal, no es un ejemplo de moral y buenas costumbres que más se puede esperar.

    Me gusta

  3. Triste realidad, que engaño!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: