¿LA EDAD DE ORO DE LA AGRICULTURA DE SAN ANDRÉS?

agro4

2017-2019

Postrado y arruinado, como nunca antes el sector agrícola de San Andrés y Providencia disfrutará de tanto dinero como aquél que será incorporado en el Presupuesto de Ingresos y Gastos del Departamento para la vigencia fiscal del año 2017.

El sector agropecuario del Departamento Archipiélago de San Andrés y Providencia es considerado como uno de los más precarios y empobrecidos del país. A pesar de encontrarse revaluada la palabra “subsistencia”, la producción de San Andrés es insuficiente aún para proveer de recursos alimentarios a las familias de pequeños productores.

En la actualidad existen tan solo 4 asociaciones de agricultores, “Hill Farm”, “San Luis Fish & Farm”, “Coopesvi” y  “Coasan”, las cuales agrupan alrededor de 120 agricultores, muchos de los cuales ejercen la actividad de manera intermitente, aunque en la Secretaria de Agricultura y Pesca de la Gobernación exista un número aproximado de 600 registrados, algunos en forma independiente.

El sector ha sido estudiado hasta la saciedad y son muchos los recursos invertidos los cuales no se ven revertidos en el mejoramiento de la actividad agropecuaria de la isla. Todo lo contrario, la situación es tan crítica e insostenible que la mayoría de los pocos  productos que comercializan los agricultores en North – End y otros sectores de la isla son traídos desde el continente del país.

agro1

Agricultor en la vía que de La Loma conduce a Orange Hill en la isla de San Andrés demuestra el empobrecimiento, postración y la crisis del sector

A partir del año 2012 el sector agrícola y pesquero de las islas ha sido beneficiado con nuevos recursos en el presupuesto a través de diferentes proyectos de inversión del orden nacional y departamental. Esto con motivo del cumplimiento de la Gobernación con la Ley 550, la terminación del acuerdo de reestructuración de pasivos y recuperación de su capacidad de pago, así como de valiosos recursos transferidos por el Gobierno Nacional como consecuencia del Fallo de La Haya del 19 de noviembre de 2012.

Con el fin de beneficiar al sector agropecuario, la legislación nacional creó los “Epsagros” que son  entidades prestadoras del servicio de asistencia técnica. Esta figura ha sido utilizada por la Gobernación de San Andrés, habiendo declarado desierta la última licitación:  La No. 007 de 2013 por valor de $174 millones de pesos en donde participaba como proponente la Corporación SELVA HÚMEDA, cuya sede social es la ciudad de Barranquilla, pero responde desde Bogotá, y de quien se presume  tiene relación directa con profesionales del sector en la Isla de San Andrés.

Esta Corporación hizo un salto largo hacia la Isla de Providencia, en donde luego de participar en una licitación pública, suscribió el contrato de obra pública No. 535 de 2016 cuyo objeto es la recuperación y puesta en marcha de la granja municipal como centro de producción agropecuaria limpia y sostenible, por valor de DOS MIL TRESCIENTOS SESENTA Y SIETE MILLONES DE PESOS, el cual se encuentra suspendido por dos meses, hasta el 7 de noviembre, aduciendo la afectación del cumplimiento del contrato por el paro camionero.

El contrato de interventoría por valor de DOSCIENTOS TREINTA Y SEIS MILLONES CIENTO CUARENTA Y CINCO MIL PESOS (236.145.000.00) le fue adjudicado a EDMON FAKUSEH JACKAMAN, funcionario de SOPESA y socio del Gobernador RONALD HOUSNI JALLER en FASANI TRADING S.A. CORP., sociedad constituida bajo la jurisdicción de Panamá.

agro2

Acta de suspensión de contrato celebrado por el Alcalde del Municipio de Providencia y Santa Catalina con la Corporación Selva Húmeda por valor de $2367 millones debido a paro camionero, autorizado por el Secretario de Agricultura y el Interventor Edmon Fakuseh Jackaman

Para la vigencia fiscal del año 2017 han sido incorporados al proyecto de ordenanza TRECE MIL MILLONES VEINTITRÉS MILLONES CUATROCIENTOS SIETE MIL CIENTO VEINTE PESOS ($13.023.407.120,00), lo cual equivale al 5.89% de la totalidad de recursos de inversión del presupuesto del Departamento, que serán divididos en un 52% para el sector pesquero y el otro 48% al agropecuario.

De la suma anteriormente mencionada, el 52% de los recursos destinados al sector pesquero serán aplicados en la construcción y adecuación del terminal pesquero artesanal, y el 48% restante en la adquisición de oficinas móviles con punto de venta para las asociaciones de pescadores, adquisición de kioskos y baterías sanitarias para los pescadores, capacitación, mejoramiento de la gobernabilidad de los recursos hidrobiológicos, estudio y manejo de los recursos pesqueros con enfoque ecosistémico, desarrollo integral y sostenible de la pesca artesanal, fortalecimiento de la cadena de frío y, capacitación en procesos de aprovechamiento de recursos pesqueros y acuicultura.

agro3

El 29% de los recursos destinados al sector agropecuario serán aplicados en la construcción de un mercado artesanal para granjeros, y el 71% restante en estudios y conservación de especies amenazadas, asistencia técnica agropecuaria dirigida a mujeres rurales y pequeños productores agropecuarios, implementación de unidades productivas y sostenibles de agricultura urbana, seguridad alimentaria para pequeños productores agropecuarios, mejoramiento genético de los subsectores bovino, ovino y porcino, implementación del programa agropecuario desde el Preescolar, reforestación productiva e innovación tecnológica y educación socio – empresarial educativa.

O sea que en cada uno de los sectores, el agropecuario y el pesquero, los recursos de inversión en instalaciones locativas, supera a aquellos destinados de manera directa a la promoción y fomento de las actividades respectivas.

Habiendo contactado a uno de los representantes legales de las asociaciones de agricultores con el fin de escuchar su opinión sobre la problemática que en la actualidad  viene padeciendo el sector, manifestó que “la crisis es de tal magnitud que de no tomarse medidas drásticas por parte del Gobierno Nacional y Departamental, en menos de 15 años el sector agropecuario de la isla de San Andrés habrá desaparecido en su totalidad”.

Agregó que “el sector se encuentra permanentemente amenazado por la inseguridad y el vandalismo; la sobrepoblación y urbanización de la zona rural de la isla sin que las autoridades del gobierno ejerzan control alguno sobre el Plan de Ordenamiento Territorial”

César Palacio Santos, destacado apicultor de la isla le expresó a QUITASUEÑO su preocupación en relación al agotamiento del sector por la falta de ingeniería y planteamientos serios para la construcción de modelos nuevos de bio-economía de especies menores, ante la desaparición de la economía del coco que por espacio de más de un siglo se constituyó en la moneda de la economía de las islas, agregando que el presupuesto del sector y la ordenación de los recursos se ha convertido en un “cheque al portador” por donde se evaporan los dineros asignados.

agro5

Producto cultivado por agricultor de la isla de San Andrés comercializado en días pasados en mercado artesanal.

Lo anterior lleva a QUITASUEÑO a buscar una luz en el claroscuro del presupuesto presentado a la Asamblea Departamental para su discusión, análisis y aprobación:

¿Es más importante la asignación presupuestal a inversiones locativas en porcentajes que equivalen a más de la 1/3 del presupuesto cuando la producción agrícola de San Andrés se encuentra históricamente en niveles absolutamente críticos ?

¿Si no existe oferta en el mercado, y haciendo uso de la buena fé en la correcta inversión que se harán de los dineros, los recursos del presupuesto no deben estar más bien encaminados a un verdadero estímulo y fomento de la producción,  a la cual tan solo le han sido asignados  $400 millones,  que permitan incursionar en nuevos modelos para una isla que tiene más del 50% de su superficie comprometida con la urbanización?

¿Quiénes diseñaron la estrategia de la Gobernación para ganarle la batalla a la muerte del agro en San Andrés,  han sido parte o no del descalabro del sector?

Sea lo que fuere a la agricultura de las islas también les ha llegado su Edad Dorada. La última oportunidad que tiene para sobrevivir o desaparecer por siempre y para siempre.

agro8

Cultivo de hortalizas en el sector sur de la isla de San Andrés con grandes posibilidades de prosperar – Imágen de Daniel Pechtalt

ADENDA : Inolvidable el Programa de Asistencia Técnica a los Agricultores del SENA en San Andrés en la década de los años 80. Los mercados móviles comercializaron la producción de los agricultores de la isla y fueron un ejemplo de su aplicación y disciplina en la sostenibilidad de la seguridad alimentaria. Homenaje a muchos de ellos que ya han partido.

 

Acerca de alvaroarchbold (155 Artículos)
Abogado Universidad del Rosario, Especializado en sociologia jurídica con enfásis en sociopolitica de la Universidad de París II Panthéon-Sorbone. Ex-gobernador del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

1 Comentario en ¿LA EDAD DE ORO DE LA AGRICULTURA DE SAN ANDRÉS?

  1. Excelente reporte!

    Ojalá se vean los frutos de esa inversión.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: