EL GREEN MOON FESTIVAL – UN EJEMPLO DE TRABAJO COLECTIVO

Acaba de concluir una nueva edición del Green Moon Festival, un evento que a pesar de los años de plomo por los que atravesaron las islas  de San Andrés y Providencia en la primera década del 2000, se ha posicionado como un Festival de alta calidad logrando conectar a nuestro archipiélago con las mejores corrientes culturales del Caribe.

Lo que ha ocurrido en San Andrés la semana que acaba de concluir nos está mostrando que así como el mar lucha por recuperar la porción que le han quitado, los pueblos buscan a través de los movimientos culturales recuperar y reconstruir los vínculos que durante largos períodos de su historia conectaron a sus habitantes con su geografía natural, en nuestro caso el pequeño y gran Caribe.

Con una programación impecable, el Green Moon Festival supo abarcar los diferentes aspectos de la vida de las Islas, organizando eventos académicos y musicales, en donde esta vez sobresalió la presencia dentro de la misma de grupos de teatro con creaciones autóctonas de Providencia y San Andrés.

green3

Grupo de Teatro de la Isla de Providencia en la representación de la obra “El Silencio del Tambor” – Imágen de Quitasueño

Carreras de caballos en la “Velodia Road”, en una pista longitudinal como ha sido la tradición en nuestras islas y con atractivas bolsas de apuestas de los fanáticos de esta particular hípica del caribe, demostraron la pasión del pueblo raizal por esta centenaria práctica cultural, en donde los secretos y los sueños de los caballistas se constituyen en una cábala de presagios de triunfos y derrotas.

Las voces de Julia Martínez y de las Hermanas Celis en el escenario de la Primera Iglesia Bautista de San Andrés, nos han hecho reconocer la armonía de este género al que acompaña la cadencia negra y ese bailar espontáneo que invitaba a los oyentes a responder a las exhortaciones que en medio del canto exclamaban una y otra.

green1

Presentación de las hermanas Celis en la noche de Gospel – Imágen de Quitasueño

Conferencias dictadas por expertos de los Estados Unidos y San Andrés sobre prácticas culturales de diferentes elementos de nuestra flora como el breadfrut o árbol del pan,  de cuyo árbol exuberante nace la fruta  más versátil, gustosa, apetitosa y milagrosa que permite ser frita, horneada, asada y  hervida, con propiedades científicamente validadas que permiten regular enfermedades infecciosas, cardiovasculares y dermatológicas, constituyéndose en un valioso tónico energético, restaurador del colágeno y analgésico dental.

Paneles y exposiciones sobre lingüística en los territorios de Puerto Limón en Costa Rica y Jamaica que demuestran por analogía la crisis por la cual atraviesa nuestra lengua créole con todas las consecuencias negativas que se derivan en la creación y promoción de nuestras prácticas culturales, y la pérdida de este instrumento de comunicación vernácula trascendental en la construcción de identidades si no se estimula con urgencia su práctica por parte de las autoridades estatales  y las organizaciones culturales de las islas.

Presentación y premiación de trabajos realizados y sustentados con absoluta fluidez  por estudiantes de diferentes instituciones educativas de las islas sobre la importancia del Créole, demuestran la aplicación y comprensión de adolescentes que han entendido la importancia del respeto de las lenguas y las tradiciones.

La presencia de la isla de Providencia representada en la magnífica obra de Teatro “El silencio del tambor”, trabajo colectivo realizado con un muy buen elenco de artistas locales, bajo la dirección del coreógrafo Rafael Palacio, que haciendo un viaje hacia el pasado, introduce este instrumento silenciado en nuestros ritmos musicales,  en la banda de Mc.Lean Brothers, indagando historias y misterios de personajes de la isla de Providencia.

green13

Grupo de teatro de la Isla de Providemcia – Imágen de Quitasueño

El lanzamiento del libro de Camila Rivera González sobre la Isla de Providencia invita a una lectura de un texto con una visión antropológica e histórica  de una comunidad  amenazada y presionada que debe luchar por mantener su identidad y su cultura.

La agenda musical ha dejado a los espectadores que cumplidamente asistieron al Festival con la mejor de las impresiones, porque cada noche tuvo su magia y con ella más de una sorpresa. Noche cubana con Pedrito Martínez y los Hacheros del sol montuno, la salsa y la guaracha.

KASSAV de Martinique con su ya reconocido repertorio de Zouk, entre los cuales, el popular Oule-Oula de Jacob, Jean Claude, George y la voz dulce, fuerte y sensual de Jocelyne. Christopher Martin de Jamaica y esa versión del nuevo reggae, interpretando “Look on my face” (sic) She’s the sweetest thing you’ll ever see, sellig her body wasn’t in her dreams Ohh oooo, don’t watch the look on her face.

green14

Christopher Martin de Jamaica

De Ruben Blades poco hay que decir, porque si de él decimos mucho sería casi un irrespeto abarcarlo en pocas líneas. Costoso si observamos las necesidades y prioridades de la isla; pero grande como siempre, interpretando lo mejor de su  reportorio, recordando sus tiempos de La Fania y El Gran Combo, contando anécdotas de San Andrés cuando a sus 17 años la visitó por vez primera, y los secretos que encierran cada una de sus composiciones. El amor, el dolor, la tristeza, el sufrimiento y la intrpretación de la obra insuperable de Pedro Navaja en donde los estudiosos sobre el tema como Jorge Amaya, afirman como anillo al dedo para San Andrés,  que la esencia de esta pieza se encuentra en que  el crimen siempre tiene un mal fin, porque la sociedad lo rechaza y lo combate,  y  paradójicamente termina atacándose a sí mismo.

Cerraron esta carta de presentaciones de alta gama, CREOLE y I-LABASH, de San Andrés y Providencia, respectivamente, mostrando una vez más un trabajo muy bien elaborado de Zouk caribeño, a la altura de los mejores grupos del Caribe.

Este festival con un magnífico escenario expresando una buena tecnología del sonido con luces led  de última generación, y un público apacible, alegre y de  ejemplar comportamiento, han hecho que San Andrés haya tenido un evento con los elementos necesarios para posicionarse en el mejor de los escenarios culturales de gran impacto.

QUITASUEÑO resalta la magnífica animación de Alexis Newball Bernard que se integra de manera armónica con el espíritu que reina en el Green Moon, expresando de manera espontánea el alma del Créole. Es el quien debería conducir el acontecimiento más importante de la cultura de las islas.

A todos los que hicieron posible este gran evento, fruto de un esplédido trabajo colectivo,  ¡un brindis  dominical  de felicidad y alegría! y que el Green Moon retorne a su Junta tradicionalmente constituída hace casi 30 años.

green15.jpg

First Baptist Church…where humble people go to pray…Elvis Presley Gospel Version- Imágen de Quitasueño

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acerca de alvaroarchbold (151 Artículos)
Abogado Universidad del Rosario, Especializado en sociologia jurídica con enfásis en sociopolitica de la Universidad de París II Panthéon-Sorbone. Ex-gobernador del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: