ENERGIA INTEGRAL ANDINA Y EL CABLE SUBMARINO : UN GRAN NEGOCIO Y UNA NUEVA FRUSTRACION PARA LAS ISLAS

  cable9 La realidad es totalmente diferente para los habitantes del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, no obstante  la oferta extensa y variada prometida por el Gobierno Nacional a través del Ministerio de la Información y Comunicaciones,  de que traería a las islas con la implementación de un cable submarino de fibra óptica, un mejor acceso a la telefonía fija y telefonía móvil,  así como las mejores y más espectaculares tecnologías de la información para hacer de San Andrés y Providencia unas islas verdaderamente competitivas y avanzadas económica, social y culturalmente.

Con una cuantiosa inversión en dólares de los Estados Unidos, en un 90% financiada con recursos del Estado, las islas tienen uno de los servicios de internet más costosos, deficientes e inoperantes del país, cercenándole a la mayor parte de los miembros de la comunidad el derecho fundamental al acceso de la información, teniendo en cuenta que el acceso a Internet es considerado por la Organización de las Naciones Unidas  como la posibilidad que se le brinda a los individuos de ejercer sus derechos sociales y políticos más elementales.

¿Porqué un negocio tan prometedor se robó las esperanzas de los isleños de tener un servicio de navegación por Internet acorde con las nuevas exigencias del planeta en que vivimos?

cable11

QUITASUEÑO ha querido descifrar qué es lo que está pasando y para ello ha consultado documentos, y ha entrevistado a los usuarios de las islas más conocedores del negocio de internet, labor que requirió de explicaciones técnicas que ha sido necesario simplificar y aterrizar para la comprensión de todos los lectores.

Veamos pues lo que ha ocurrido, lo cual no será difícil de entender y con tan solo un poco de paciencia, conoceremos todos cuál es la realidad en la que nos encontramos quienes vivimos en este hermoso territorio y mantenemos una relación con Internet.

En Junio de 2009, el Ministerio de comunicaciones, hoy de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Colombia (MINTIC), adjudicó a la firma ENERGÍA INTEGRAL ANDINA S.A., un contrato de fomento para el diseño, instalación, puesta en servicio, operación y mantenimiento de un cable submarino de fibra óptica, entre la ciudad de Tolú y la Isla de San Andrés.

La empresa cuyas siglas autorizadas son E I A  S .A.  fue constituida mediante Escritura Pública No. 5146 del 25 de agosto de 1986 de la Notaria 1ª. de Bogotá y su objeto social bastante extenso contempla la posibilidad de suninistrar cualquier tipo de elementos de la informática a cualquier nivel.

ENERGÍA INTEGRAL ANDINA se ha especializado en contrataciones con el sector eléctrico, tanto a nivel regional en el Valle del Cauca, como a nivel nacional, participando en diversas licitaciones con FONADE, apareciendo su Representante Legal y apoderado William Bolívar Melo (quien es precisamente el que suscribe el contrato del cable submarino de San Andrés con el Ministerio de Comunicaciones) en Uniones Temporales que recaudan millonarias sumas de dinero, entre las cuales la Unión Temporal Recaudo y Tecnología UT R&T, encargada del Sistema de Información y Recaudo (SIUR) del Masivo Integrado de Occidente (MIO) de la cual forma parte DICELECSA a través de Remberto Merlano, empresa con vinculación directa en el PLANIEP de San Andrés y con SOPESA, (ver)  http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-287597 y William Vélez, empresario antioqueño de quien se dice es socio de esa empresa así como accionista de SOPESA en San Andrés. (Ver) http://www.elpais.com.co/elpais/cali/noticias/recaudador-aduena-mayor-torta-del-mio

El MINTIC entregó a la sociedad beneficiaria del contrato un valor equivalente a 26.18 millones de dólares, mientras que el particular aportó un poco mas de 3 millones para el tendido de  830 kilómetros de cable de fibra óptica y su posterior anclaje en la cámara de amarre de la estación de San Andrés,  con una capacidad inicial de 10 gigabites por segundo, que podría crecer hasta los 480 lo que le permitiría al Archipiélago dar un gran salto en su desarrollo social y productivo.

Y la interventoria a una empresa de supervisión y consultoría con un nutrido portafolio de supervisiones, interventorías y consultorías, llamada CENTRO DE INVESTIGACION DE LAS COMUNICACIONES-CINTEL-, con las respondabilidades que le asiste con el fin de garantizar el cumplimiento y la buena marcha del contrato, sin que sepamos cuál ha sido su desempeño.

El contrato establecía que una vez tendido, instalado y puesto en funcionamiento el cable de fibra óptica, ENERGÍA INTEGRAL ANDINA cobraría  por el término de 15 años, duración estimada de vida del cable submarino,  unos servicios de arrendamiento de instalaciones físicas tanto en Tolú como en San Andrés, Isla,  más unos valores por concepto de “transporte” de las señales digitales a través de dicho cable.

Eso era lo  que debía pagar el proveedor de Internet en San Andrés para efectos de la cancelación por el servicio anteriormente mencionado, que necesariamente debería ser una empresa diferente a ENERGÍA INTEGRAL ANDINA.

cable1

Finalizado el proceso de tendido del cable submarino, diversas empresas del sector de comunicaciones de San Andrés como TVIslas Ltda, Sol Cablevisión, Telefónica Telecom (Movistar), Colombia Telecomunicaciones TIGO y COMCEL, mostraron interés en el uso del cable para la conexión de sus servicios de internet, telefonía, transmisiones digitales, etc., pero solo dos de estas empresas, SOL CABLE VISIÓN y MOVISTAR,  terminaron haciendo uso de la oferta de ENERGÍA INTEGRAL ANDINA.

Lo anterior se explica en el hecho  que las otras empresas consideraron exagerado el costo de los derechos de uso y transporte que el Operador había establecido en la suma de 80 mil dólares mensuales (160 millones de pesos mensuales) por la utilización de un STM1 o Módulo de Transporte Síncrono Nivel 1 que es el estándar de transmisión de la red de fibra óptica, equivalente a 155,52 Megabit por segundo.

cable24

STM1

Para poder cumplir con el punto de equilibrio, sin pérdidas ni ganancias, los operadores potenciales, nuevamente TIGO, COMCEL, etc,  habrían tenido que contar con un mínimo de 1600 clientes mensuales pagando una tarifa mínima de 100 mil pesos cada cliente por cada Megabit contratado, los cuales deberían ser cancelados directamente por los prestadores del servicio a ENERGÍA INTEGRAL ANDINA, adicionando el valor que ellos debían pagar a su proveedor mayorista de Internet, más los gastos administrativos y la inversión en infraestructura que demandaba su amplia necesidad de clientes, labor no solo titánica sino imposible para el mercado de la isla de San Andrés.

Sin embargo, curiosamente otra empresa de la isla si contrató los servicios de transporte de ENERGÍA INTEGRAL ANDINA,  sin tener por lo menos durante sus primeros tres años de servicio el mínimo de 1.600 clientes requeridos para poder sobrevivir, y la infraestructura necesaria para poder prestarles el servicio.

Esa empresa es SOL CABLE VISIÓN S.A. – promotora  a través de quien hoy ocupa una alta dignidad en la esfera político-administrativa de las islas,  de la idea del tendido del cable submarino, pero desde Costa Rica, quien había logrado luego de una reunión con el presidente Álvaro Uribe Vélez en una de sus visitas como Jefe de Estado a San Andrés, que el gobierno nacional se interesara en el tema de la conectividad por este medio entre el Archipiélago y el continente colombiano, aduciendo como justificación para excluir a Costa Rica, el tema de la soberanía.

cable21

La intención del empresario gestor de la propuesta, creador de sociedades comerciales en el exterior y vinculado en su momento al sector enérgetico de las islas,  era  inicialmente lograr no solo la adjudicación del contrato de tendido y operación del cable submarino de fibra óptica, sino además mantener su empresa como proveedora de acceso a internet en la isla de San Andrés, negocio llamativo y lucrativo pero imposible a la luz de la legislación colombiana, por lo que se presume que finalmente fue hecha la operación con un tercero que resultó ser ENERGÍA INTEGRAL ANDINA, para que esta última participara como operadora del cable de fibra óptica,  y SOL CABLE VISIÓN hiciera su parte como proveedora de acceso de  internet a los usuarios de la isla.

Para mayor claridad y simplificando los términos del negocio, ENERGÍA INTEGRAL ANDINA operaría el cable submarino, y SOL CABLE VISIÓN se convertiría en el proveedor de acceso de Internet a los usuarios del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Por eso nadie sabe cuánto le cobra ENERGÍA INTEGRAL ANDINA  a SOL CABLE VISIÓN por concepto de transporte de su señal de internet desde Tolú a través del cable de fibra óptica; lo que sí resulta evidente para cualquier experto en la materia, y así le fue explicado a QUITASUEÑO,  es que los 80 mil dólares mensuales que ENERGÍA INTEGRAL ANDINA le cobraba a TV Isla, no lo era en realidad,  porque de haber sido ese su valor real, muy probablemente SOL CABLE VISION  hubiera tenido pérdidas económicas irreparables el primer año cuando su base de clientes no llegaba a 400 usuarios,  lo cual no alcanzaba a cubrir  ni el 25% de la tarifa que supuestamente le cobraba el operador del cable, o sea, ENERGÍA INTEGRAL ANDINA, habiéndole podido arrojar pérdidas a SOL CABLE VISIÓN de casi 1.500 millones de pesos ese año.

FB_IMG_1471109919252

La estructura del negocio

En un debate promovido por la Asamblea Departamental en el año 2012, los representantes de ENERGÍA INTEGRAL ANDINA defendieron el modelo del negocio, siendo enfáticos en manifestar que no revelarían el valor que como operador del cable le cobraba a SOL CABLE VISIÓN en razón de la existencia de una cláusula de confidencialidad o de secreto, que les impedía revelar el costo del transporte que habían acordado con el proveedor.

Por su parte, MOVISTAR, que además del tema de internet tenía necesidad vital de los servicios del cable submarino, contrató bajo la regla de los 80 mil dólares mensuales por STM1 el transporte de su contenido digital de telefonía fija, celular e internet, desmontando el costoso sistema satelital con el que venía operando en San Andrés.

Sin embargo,  luego de haber efectuado el análisis de costos, MOVISTAR llegó a la  conclusión que lo ofrecido por ENERGÍA INTEGRAL ANDINA no le era económicamente favorable por lo que tuvieron que ajustar sus servicios, razón por la cual para sus usuarios de internet solo ofrecían hasta 2 Mb/s a valores superiores a los 200 mil pesos mientras que en el interior, con una tecnología inferior ofrecen 40 Mb/s en $170 mil pesos y adicionan otras arandelas como telefonía fija ilimitada y televisión satelital básica.

Lo que si hay que precisar es que en la actualidad Movistar no comercializa Internet para nuevos usuarios y si hoy usted respetado lector de QUITASUEÑO, quisiera hacer su suscripción y lo admitieran, tendría que pagar la suma descomunal y exorbitante de 190.000 pesos por tan solo una mega, que además funciona como se ha podido corroborar, de manera lenta e intermitente por la baja capacidad de megas debido al reuso de la velocidad de navegación, y al número exagerado de personas  que deben compartir la misma mega.

Y es que el negocio de ENERGÍA INTEGRAL ANDINA no es recuperar solo los poco mas de 3 millones de dólares que invirtió en el contrato, sino que además por estar operando bajo el esquema de un contrato de fomento y no de concesión, puede hacerse a los 26 millones de dólares  (75.600 millones colombianos) en los 15 años que tiene para operar el cable, lo cual quiere decir que debe facturar 2 millones de dólares anuales, 166 mil dólares mensuales, que es precisamente  lo que le debe pagar MOVISTAR por los dos STM1 que tiene contratados.

bancos2

TIGO y COMCEL (Hoy CLARO), intentaron a través de la Comisión de Regulación de Telecomunicaciones que las tarifas de ENERGÍA INTEGRAL ANDINA se ajustaran a las tasas regulares que por el mismo o similar servicio se cobran en el país y, mientras se decidía esa materia, subcontrataron a su vez el servicio de uso del cable submarino con MOVISTAR, quien les ofrecía una porción de su capacidad  a un valor proporcional al que paga a su vez al operador del cable submarino, en este caso a ENERGÍA INTEGRAL ANDINA y es precisamente esa una de las razones del mediocre ancho de banda que estos tres operadores celulares ofrecen a sus clientes de telefonía celular en San Andrés.  Por su parte TV Isla también subcontrató con Movistar una capacidad mínima e insuficiente que es la que le ofrece a sus  clientes.

De todo este tema negocial quedan claro tres cosas:

Una primera, que junto a ENERGÍA INTEGRAL ANDINA y SOL CABLE VISIÓN, el Estado en algo se ha beneficiado del negocio porque ha podido conectar por 15 años a las entidades públicas presentes en el archipiélago ya que se beneficia del equivalente de 1STM1 por donde también maneja a las personas subsidiadas de los estratos 1 y 2 a través de SOL CABLE VISION, que no ha tenido mayor impacto si se compara el número de usuarios, por ejemplo, con el número de viviendas de las islas.

En términos de economía, con un sistema deficiente como el que se presta, San Andrés jamás podrá beneficiarse de una economía de servicios, porque solo para tomar un solo caso como ejemplo, operar un Call Center requiere un sistema ágil y eficiente de Internet y ENERGÍA INTEGRAL ANDINA y el gobierno nacional no lo permiten.

Además de lo anterior hemos perdido una gran oportunidad de tener un incremento verdadero en la capacidad de datos, imágenes, videos, como también en el respaldo que tiene una tecnología digital de interconexión submarina como apoyo en casos de desastres naturales en eventuales pasos de huracanes y tormentas tropicales.

La segunda, que el verdadero negocio para los socios de  ENERGÍA INTEGRAL ANDINA no era de ninguna manera nuestro archipiélago,  sino el gran beneficio que le hubiera podido generar el convertirse en un eventual proveedor de tráfico de internet a países de centroamérica como Panamá con quien Colombia había obtenido unos permisos especiales que no le fueron extensivos a la empresa,  país en donde una gran cantidad de usuarios desean migrar hacia otros cables submarinos de fibra óptica porque consideran que los suyos pronto entrarán en obsolescencia por haber agotado el término de 15 años de vida útil. (Ver)http://www.eltiempo.com/tecnosfera/novedades-tecnologia/cables-submarinos-conectados-a-colombia/16373321

Y finalmente la tercera, y la que más nos interesa, que casi ninguna de las promesas hechas por el Estado a través de los funcionarios que los representaban desde el Ministerio para la época de la suscripción del negocio jurídico con ENERGÍA INTEGRAL ANDINA se han cumplido,  y hoy el archipiélago se encuentra ante la amenaza de un descalabro de la operación de internet por cuenta del inicio y aviso el 2 de abril de 2014, del proceso de reorganización de ENERGÍA INTEGRAL ANDINA, y el nombramiento del promotor, inscribiendo de igual manera un acuerdo de reorganización, que no es otra cosa que un régimen judicial de insolvencia cuyo objeto es la protección del crédito y la recuperación y conservación de la empresa a través del proceso de reorganización y/o  liquidación judicial  como lo ordena la ley 1116 de 2006.

Lo anterior nos está demostrando que ENERGÍA INTEGRAL ANDINA es actualmente una empresa que se debe estar moviendo con muy serias dificultades en la operación del cable submarino de San Andrés, con grandes presiones a su interior a través de la designación de un Promotor por la Superintendencia de Sociedades , quien tendrá dentro de sus funciones y responsabilidades hacer que de verdad le cobre las tarifas establecidas por la ley a su cliente.

Quizás aquí se encuentra una de las razones que le asistió al Gobernador Ronald Housni Jaller en su expresión siempre cordial, frugal y parca, al solicitarle al Presidente Santos en una de sus visitas a las islas, gestionar la posibilidad de reducir el costo de la tarifa que en estos momentos un usuario debe cancelarle a ENERGÍA INTEGRAL ANDINA y muchos a SOL CABLE VISIÓN, CLARO, TIGO Y MOVISTAR, por un pésimo y vergozoso servicio a sus clientes sin que se sienta la defensa del Estado a los derechos fundamentales de los usuarios y de la población en general que demanda este servicio.

ronald2

Ronald Housni Jaller, Gobernador de San Andrés y Providencia dialoga con el Presidente Santos en visita a San Andrés. Los sigue el Dr. César James Bryan.

Lo que se ha descrito en el presente Blog demuestra que el cable submarino fue otra ilusión para las islas. Cuando le creimos al gobierno nacional que el Archipiélago caribeño navegaría al ritmo de internet de una ciudad internacional andina, no ha sido así y hoy lo que se evidencia es un gran negocio que viene generando un enorme descontento, generalizado en casi todos los sectores, porque la gente se siente una vez más ofendida, burlada, abusada y engañada, con la rabia que provoca el tener que pagar por un servicio deplorable.

QUITASUEÑO solo conoció una actuación contra ENERGIA INTEGRAL ANDINA S.A.S. y fue aquella adelantada por la Comisión de Regulación de Comunicaciones en el 2013 en relación a las condiciones técnico-económicas en que se venían negociando los servicios de acceso a Internet por dicha empresa, quienes a su vez interpusieron un recurso de reposición ante la Comisión, expidiendo la Resolución CRC 4105 de 2013, imponiéndole 2 medidas regulatorias consistentes en una actividad de monitoreo con el fin de efectuar una nueva revisión de la estructura de condiciones previstas en la oferta de E. I.A. S.A.para verificar las condiciones de mercado y unos ajustes de cubicación en función de la duración de los contratos.

cable2

Energia Integral Andina

Le asiste el deber, la obligación y la tárea impostergable a los diferentes organismos de control en las más altas instancias nacionales,  de asumir a la mayor brevedad las investigaciones pertinentes por cuanto se encuentran invertidos cuantiosos recursos públicos que no se sabe cómo ha sido su manejo,  en dónde fueron aplicados, ni que es lo que verdaderamente le cobra ENERGIA INTEGRAL ANDINA S.A. a sus clientes, con un gobernador eventualmente inmerso en un conflicto de intereses , quien en este nuevo caso tendría la obligación de hacerse a un lado.

cable22

Artículo publicado en la Revista Semana el 26 de julio de 2016 el cual compromete a Energia Integral Andina en el escándalo de los brazaletes electrónicos del Inpec. Hubo además 3 contratos adicionales por valor de 22 mil millones de pesos.


cable16

Nagging Worry – Quitasueño

 

 

Acerca de alvaroarchbold (151 Artículos)
Abogado Universidad del Rosario, Especializado en sociologia jurídica con enfásis en sociopolitica de la Universidad de París II Panthéon-Sorbone. Ex-gobernador del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: