SAN ANDRES Y PROVIDENCIA : LA BARRACUDA MAS ALLA DEL MITO Y LA LEYENDA

Por : Alvaro Archbold Núñez

barracuda2

Haciendo memoria de los años 80, fecha en la cual Arcadio González creó la escultura conocida como “La Barracuda de ojos verdes y lágrimas azules”, apenas logramos percibir cuál fue el motivo que tuvo el Intendente Simón González, para de esa forma inspirar al escultor.

Por eso es también difícil determinar si se trata de un mito o una leyenda, entendiendo que un mito, de acuerdo a la definición.de “se refiere a un relato de hechos maravillosos cuyos protagonistas son personajes sobrenaturales (dioses, monstruos) o extrademonios (héroes), formando parte del sistema religioso de una cultura que los considera como historias verdaderas”.

Su presencia en el entorno de un espacio cedido al gobierno departamental, acostumbró a los habitantes de la isla a observarla en este paso obligado para quienes se dirigen al centro de la isla. En su ausencia intermitente, generó nostalgia para unos; y para otros, nada que extrañar porque nunca la han asimilado en sus afectos. Nosotros, en el gobierno, optamos por restaurarla, reemplazando su dentadura rota por el vandalismo de las islas, y con una pátina especial, simulando una muy vieja figuración del animal en el espacio. En las festividades navideñas del 2007, se lució resplandeciendo en un entorno azul marino rodeada de peces multicolores, disimulando entre las sombras su gordura. Así la dejamos el 31 de diciembre al dejar el “Palacio de Corales”.

Después de un período de ausencia, la Barracuda trata de volver al espacio desde donde fue sacada, arrimada a talleres y casa de bomberos, para revivirla de un profundo proceso de deterioro, habiendo nuevamente perdido sus dientes y colmillos, encontrándose afectada su línea corporal. Pero su regreso se ha vuelto incierto, en medio de una polémica generada entre aquellos que la quieren y, otros que la detestan.

En la distancia quise hacer un reportaje sobre las distintas apreciaciones y conceptos que abrigan a cada uno de los que me han colaborado (bajo la reserva de sus nombres) para que esto fuera posible. Veamos sus apreciaciones y conceptos:

(…) Yo estaba allá cuando él hablaba. No fue un símbolo con San Andrés y fue utilizada-refiriéndose a la Barracuda- como una imaginación de Simón para un momento en que la Isla estuvo en crisis. ¡déjenla ahí-dice-y que repose! (…)

(…) En una isla donde existe una gran tradición oral, Simón González fue un artista de la palabra y la Barracuda fue la interpretación-acertada o no- que el escultor le dio a su imaginario marino (…)

(…) La Barracuda del Brujo Simón es un desafío a la cultura y creencias religiosas propias del pueblo raizal (…)

(…) La barracuda nunca ha sido una especie representativa de la cultura del pueblo raizal, salvo el hecho de ser temida por su propiedad tóxica en determinada época del año. Su simbolismo es producto de la delirante mente narcisista de Simón González, quien quiso a través de ella, perpetuarse en la memoria del pueblo raizal, residentes y turistas, taladrando con ella su propósito colonialista (…)

El pueblo raizal tiene sus símbolos que aprecia y quiere, que aún no han sido rescatados, interpretados ni representados. Estoy seguro que el día que ello ocurra, la barracuda será aceptada por todos como un símbolo más de fraternidad y tolerancia

Pero si alguien quiere que la Barracuda no devenga y se convierta en mito o en leyenda, como dijo uno de los entrevistados, mejor que repose en paz; así solo quedará el interrogante del ¿porqué de los abultados ojos verdes de este pez de hermosas aletas dorsales y caudales, brota una lágrima azul y solo una?

Más allá de las apreciaciones anteriores, y con lo interesante que podría ser un buen debate, en el contexto por el que atraviesan nuestras islas, centrarnos en la discusión sobre las sutiles intenciones que llevaron a Simón González a animar a un escultor a la representación de este pez que habita nuestros mares, podría distraernos del foco de los temas más trascendentales de las islas: La superpoblación; la movilidad; los servicios públicos y las tarifas desorbitantes que debemos pagarle en cada período a las empresas que desangran el patrimonio de la gente; el desorden imperante en casi todas las esferas de la administración pública; la pobreza, la inequidad y la miseria; la apatía, la depresión y el desarraigo; la niñez, la juventud y el adulto mayor; la sobrexplotación del territorio; la salud; la corrupción desenfrenada y desbocada; el plan de desarrollo, la trashumancia de desplazados por la violencia hacia el archipiélago; las nefastas consecuencias del fallo de La Haya; la forma como elegimos a quienes nos representan, y la manera infinitamente desigual como hemos “aprendido” a relacionarnos con el Estado.

barracuda1

Acerca de alvaroarchbold (155 Artículos)
Abogado Universidad del Rosario, Especializado en sociologia jurídica con enfásis en sociopolitica de la Universidad de París II Panthéon-Sorbone. Ex-gobernador del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

2 Comentarios en SAN ANDRES Y PROVIDENCIA : LA BARRACUDA MAS ALLA DEL MITO Y LA LEYENDA

  1. usted tuvo el poder no una dos veces en su tiempo de gobernador y no resalto los simbolos del pueblo raizal su posicion ahora es muy comoda …..

    Me gusta

    • alvaroarchbold // 8 febrero, 2016 en 4:55 pm // Responder

      La autoridad raizal del archipiélago determina cuáles son sus símbolos. Yo escogería, por ejemplo, a mi padre, Alvaro Archbold Manuel como un ejemplo de transparencia, superación, generosidad, entrega y compromiso con su comunidad

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: