SAN ANDRES Y PROVIDENCIA Y EL SENADO DE LA REPUBLICA – EL OTRO FIASCO –

images (4)

Por : Álvaro Archbold Núñez

“101 senadores representan a los colombianos en el exterior.
El Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, no tiene ninguno.

La relación del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina con el Estado, ha sido un juego de improvisaciones en la aspiración de las islas por obtener algún día una mayor autonomía en el manejo de sus asuntos internos. La derrota, el pasado 9 de junio, en la Cámara de Representantes de la proposición sustitutiva que le otorgaría a nuestro Departamento un espacio en el senado, es una demostración clara de la forma desmañada, incompetente, ligera y torpe como se define nuestro destino.

Para romper con la dependencia de las islas del Departamento de Bolívar, tuvieron los isleños, con la vocería del Dr. Francis Newball, que recorrer un viacrusis, hasta obtener un Estatus de menor indignidad, cual fue la creación de la Intendencia; pero al mismo tiempo, cohabitar con el mecanismo utilizado en los antiguos territorios nacionales, incluyendo a la Guajira, para ejercer un control en los diferentes ámbitos de nuestras vidas y nuestros territorios.

Si bien de alguna manera dejamos de ser “parcialmente” una Provincia de Bolívar – departamento que aún no ha logrado saber administrarse- el nuevo estatus nos subordinó a las políticas nacionales del Estado al ser erigida en Tierra de Misiones, con una clara intromisión de la religión como uno de los tantos instrumentos utilizados, para eliminar la diferencia, haciendo la salvedad de mi total respeto a las creencias de las personas y a su libre albedrío.

De ahí en adelante, el archipiélago transita por el sistema de Puerto Libre; la creación y posterior eliminación del municipio de San Andrés; la creación de la Intendencia Especial; y la participación en el congreso de la república a través de dos representantes de elección popular. Al no encontrarse establecida la circunscripción electoral nacional, las islas se encontraron ligadas en las elecciones al senado, al Departamento de Bolívar, forzándose una vez más su dependencia del territorio bolivarense.

¿Y en qué beneficia al Archipiélago tener un espacio en el senado de la república?

Con todas las críticas que los analistas políticos le han sabido hacer al sistema bicameral, de cámara alta y, cámara baja, en favor de uno unicameral, más económico, ágil, eficiente y oportuno en la producción legislativa, el senado de la república constituye un espacio importante en el manejo de las relaciones del Estado con las islas, y en la búsqueda de soluciones rápidas a los problemas que aquejan a nuestros territorios, difíciles de aprehender y abocar por una Corporación sin una visión real, consistente, desinteresada, desinformada y apática al conocimiento de la historia de las islas.

Todos los temas de interés en las relaciones de carácter internacional, deben ser tratados de manera prioritaria en el Senado. Y aquellas leyes orgánicas que exigen la mayoría absoluta de los miembros de una y otra cámara, como son, a manera de ejemplo, las leyes estatutarias, entre las cuales se encontrarían las garantías de preservación del territorio, la economía y población a favor de regulaciones más duras e impactantes, como punto de lanza de una verdadera política pública en materia poblacional, requieren tener su fortaleza en la cámara alta. De lo contrario, el problema de san Andrés seguirá aplazado, mientras en el día-día se degradan las relaciones sociales del archipiélago; el medio ambiente, la seguridad, y la calidad que va adquiriendo de convertirse en territorio receptor de desplazados por el conflicto armado.

De otra parte, el senado puede ser el filtro y el complemento de aquellos proyectos de ley con una relación directa con el archipiélago; la participación activa en la discusión y aprobación del plan de desarrollo, del presupuesto nacional y de aquellos proyectos del gobierno con mensajes de urgencia en donde se requiera la participación conjunta de las comisiones permanentes de ambas cámaras.

Como todas las realidades que el Estado de manera obtusa, obsecada y terca pretende desconocer, antes que anochezca, el espacio del senado para nuestro archipiélago debe constituirse en otra de las banderas, una más, que se hace necesario desplegar en la búsqueda de espacios nacionales para la reflexión y discusión de nuestros problemas más sentidos.

Si bien un espacio en el senado no es la solución definitiva al rosario de problemas que carcomen nuestras islas,  y que podría ser un riesgo que haría peor el remedio que la enfermedad, desde la constitución y nuestras realidades se constituye en garantía del reconocimiento de los derechos de las comunidades que habitan enormes territorios de los cuales hace gala el Estado de ejercer soberanía.2015-04-07-11-27-19_deco

Acerca de alvaroarchbold (151 Artículos)
Abogado Universidad del Rosario, Especializado en sociologia jurídica con enfásis en sociopolitica de la Universidad de París II Panthéon-Sorbone. Ex-gobernador del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

1 Comentario en SAN ANDRES Y PROVIDENCIA Y EL SENADO DE LA REPUBLICA – EL OTRO FIASCO –

  1. Excelente y oportuno tu comentario. Te admiro. Lastima que no nos pongamos de acuerdo en los intereses comunes del Archipielago. La democracia de las Islas es el centavo. No existe nada colectivo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: